GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)
La hija de una de las mujeres fallecidas tras el viaje que emprendió en la patera que naufragó el pasado sábado a unas 40 millas del sur de Almuñécar (Granada) ha pasado ya a régimen de acogimiento de urgencia con una familia. Se trata del bebé que tuvo que ser ingresado en el Hospital Santa Ana de Motril y que fue ya dado de alta.
Según explicó a Europa Press la delegada provincial para la Igualdad y el Bienestar Social, Magdalena Sánchez, la niña, que está «muy espabilada» y vive «ajena» a la «tragedia» de este pasado fin de semana, es la única menor no acompañada que llegó a la costa granadina. Hay otro niño, que fue ingresado en el Hospital de Torrecárdenas (Almería) junto a su padre, que permanecerá con su familiar.
La niña acogida lo ha sido de carácter de urgencia por su escasa edad y permanecerá con la familia que ahora la atiende hasta que se adopten «las medidas necesarias». Así, la Administración Autonómica hará los trámites para localizar a su familia en su país de origen e incluso, con la colaboración de los mediadores, investiga si entre los tripulantes de la patera –que arribó al puerto de Motril con 37 supervivientes a bordo y tres mujeres y dos bebés fallecidos– podría encontrarse algún allegado, algo que ya prácticamente se ha descartado.
Es «difícil» encontrar los vínculos de la menor en su país, si bien casi siempre la Junta encuentra a los familiares de los menores que están bajo su tutela, e investiga entonces si éstos se pueden hacer o no cargo de la niña, que permanecerá como máximo tres meses con su familia actual de acogida. Este tiempo se puede no obstante prorrogar, si bien lo «mejor» para ella, por los «vínculos» que se crean, es que permanezca sólo el tiempo necesario reglamentariamente y que después pase a un acogimiento preadoptivo, teniendo en cuenta su edad.
La niña se encuentra «muy bien», «muy alegre» y es «muy cariñosa» con todas las personas, y por lo tanto no es consciente de la situación dramática que vivió su madre, que falleció en el trayecto, ni el resto de las personas que viajaban junto a las dos en una pequeña embarcación.
RASTREO CONCLUIDO
Salvamento Marítimo dio ayer martes por concluido el rastreo de la zona en la que el pasado sábado naufragó la patera, sin el hallazgo de más cadáveres. Según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Granada, sólo se han encontrado algunos de los objetos personales que portaban los tripulantes, pero ninguna evidencia que pueda determinar que podría haber más cuerpos sin vida en el mar.
La búsqueda se inició el pasado domingo por aire y ha finalizado a última hora de la tarde de este lunes, tras la batida de una embarcación de Salvamento Marítimo. La exploración de la zona de naufragio se decidió después de que algunos de los supervivientes ofrecieran versiones distintas a la Policía Nacional del número de personas que podía viajar en la patera, con lo que tenía que descartarse que pudiera haber más fallecidos.
La patera fue avistada el pasado sábado a las 16,00 horas a unas 40 millas al sur de Almuñécar, momento en el que la embarcación Salvamar Hamal de Salvamento Marítimo salió en su búsqueda.
Al llegar la Salvamar al lugar donde se encontraba la embarcación, ésta se encontraba semihundida puesto que uno de sus flotadores hinchables estaba pinchado. Debido al movimiento de las personas que se encontraban en ella, la patera volcó y sus ocupantes cayeron al mar.
A pesar de los esfuerzos realizados por los tripulantes de la embarcación Hamal, finalmente se registraron cinco fallecidos –tres mujeres, una de ellas posiblemente embarazada, y dos bebés–.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí