LANJARÓN (GRANADA), 30 (EUROPA PRESS)
El consejero andaluz de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, y el director general de Aguas Font Vella y Lanjarón, Jordi Miró, visitaron este miércoles la zona del Parque Natural de Sierra Nevada afectada por un incendio en 2005, en Lanjarón (Granada), y ratificaron su compromiso de seguir con las tareas de restauración forestal a través del proyecto «Monte Siglo XXI».
La visita a la zona, situada en el paraje «Peña Caballera-Ventura», ha permitido a Trillo y Miró conocer de primera mano los trabajos de reforestación que se han realizado en los últimos años; así como las distintas especies plantadas y su evolución, según informó en un comunicado la Consejería de Medio Ambiente.
A través de su proyecto de responsabilidad corporativa «Compromiso con los Parques», la marca Lanjarón se comprometió en 2009 a llevar a cabo actuaciones de repoblación en una superficie de 100 hectáreas del término municipal de Lanjarón durante tres años –hasta 2011– empleando inicialmente 100.000 ejemplares de especies como el roble, la encina, el arce, el cerezo, el sauce, y el espino, entre otros.
Recientemente, la marca ha ampliado su compromiso con más árboles mediante la firma de un nuevo convenio con la Consejería de Medio Ambiente, lo que permitirá realizar hasta finales de 2011 actuaciones de repoblación en 105 hectáreas del término municipal de Lanjarón
Por su parte, Díaz Trillo ha recordado que «Monte Siglo XXI» es un proyecto de restauración a largo plazo que se suma a las obras de emergencia que ya realizó la Consejería de Medio Ambiente en las zonas afectadas por el fuego de 2005.
El objetivo es garantizar una adecuada cobertura forestal en la zona en la que la regeneración ambiental ha sido insuficiente y la Junta ha otorgado un presupuesto de cinco millones de euros a esta iniciativa, de modo que se mejore la diversidad biológica y el paisaje, así como contribuir al desarrollo sostenible de las comunidades rurales del entorno de Sierra Nevada.
El citado proyecto de restauración, integrado en el denominado Observatorio de Cambio Global de Sierra Nevada y en el que colaboran el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Granada, aplica los más recientes conocimientos científicos en la materia para implantar un nuevo modelo de monte que pueda hacer frente a los retos ambientales y sociales del siglo XXI.
Los principios esenciales aplicados son fomento de la biodiversidad, apoyo en la dinámica de los procesos ecológicos, tratamiento diferenciado por zonas con diferentes técnicas, e integración de la población local, lo cual los hará más resistentes frente a los efectos del Cambio Global.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí