GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
La Confederación Granadina de Empresarios (CGE) consideró hoy que la propuesta del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, de impulsar una gran caja andaluza puede esconder «criterios políticos y de control».
Durante la celebración de la Asamblea General Ordinaria de la CGE, su presidente, Gerardo Cuerva, se mostró sorprendido por la intención de Griñán y recordó que los empresarios han respaldado la «fusión fría» aprobada por CajaGranada con otras tres entidades del arco mediterráneo «porque responde a criterios técnicos y económicos», algo «que no parece perseguir el Gobierno andaluz».
«Nos extraña que José Antonio Griñán haya vuelto a poner sobre la mesa la idea de una caja única andaluza, atendiendo a intereses que, según está quedando demostrado, pueden ser políticos y de control», criticó el presidente de la CGE, que aseguró además ante los miembros de la Asamblea General que «no es hora de defender intereses políticos, sino de respetar la autonomía e independencia de los órganos de gobierno de CajaGranada».
La sesión de la Asamblea General se ha dado cuenta además de la Memoria Anual de Gestión y se ha aprobado el cierre del ejercicio 2009, así como los presupuestos del 2009 de la organización empresarial.
En su discurso, Cuerva hizo especial hincapié en la necesidad de consenso en el colectivo empresarial, «porque ahora más que nunca es importante la unión para hacer frente a esta etapa económica que atraviesan muchas de nuestras empresas».
El presidente de los empresarios granadinos advirtió de que los esfuerzos contra la crisis no tendrán resultados «si nosotros no nos mantenemos unidos por el bien de Granada». «Somos una pieza clave para el futuro de la provincia y la economía granadina no saldrá adelante sin nosotros. Por ello, debemos participar en la toma de decisiones, ser escuchados por las administraciones y formar parte de los foros donde se decide el futuro de nuestra tierra», sentenció.
Durante su intervención, hizo además referencia a la falta de infraestructuras de la provincia, contra la que los empresarios se han mostrado «implacables», así como a la necesidad de implicación política con las necesidades del empresariado. «Los políticos no deben olvidar que sin empresas, no hay empleo; y sin empleo, la crisis no terminará», señaló.
Cuerva también valoró la reforma laboral presentada por el Gobierno, que definió como un claro ejemplo de la «política errática» del Ejecutivo. «¿Por qué el Gobierno ha dado tantos bandazos?», se preguntó el presidente de la CGE, que aseguró que las organizaciones empresariales, a través de la CEOE, «negociaremos con los grupos parlamentarios para introducir mejoras en el documento, como la concreción de las causas del despido objetivo o una mayor flexibilidad interna en las empresas en aspectos como los horarios, la movilidad geográfica o los puestos de trabajo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí