LOJA (GRANADA), 25 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido a un trabajador de una gasolinera ubicada en la A-92, a la altura de Loja (Granada), acusado de colocar una microcámara en el aseo público para grabar a las mujeres utilizando el retrete.
El detenido, de 43 años, utilizaba una microcámara que ocultaba en un vaso de plástico de los que se usan habitualmente para servir café, según indicó hoy en un comunicado el instituto Armado.
Fue una mujer la que el pasado día 19 de junio, después de utilizar el aseo habilitado para discapacitados de la gasolinera, descubrió la microcámara oculta entre papeles en un vaso de plástico.
Al salir del baño se lo comentó a su marido y decidieron llamar a la Guardia Civil de Huétor Tájar (Granada) para entregar la cámara a los agentes y comentar lo sucedido, aunque en un primer momento el matrimonio no quiso presentar denuncia.
Cuando días después la mujer fue informada por la Guardia Civil del contenido escatológico de las imágenes que había grabadas en la memoria interna de la cámara, si decidió denunciar los hechos en la localidad sevillana en la que tiene su domicilio, haciéndose cargo de la investigación la Policía Judicial de la Guardia Civil de Loja.
TENÍA TARJETA DE MEMORIA
Lo primero que descubrieron los guardias civiles es que la microcámara contenía una memoria interna y en ella tres vídeos editados, con imágenes grabadas entre los días 16 y 18 de junio, en las que se ven a tres mujeres distintas haciendo uso del urinario.
La memoria también contenía dos grabaciones sin editar del día 19 de junio, día del descubrimiento de la cámara, en las que se ven a dos mujeres más haciendo uso del retrete y a un empleado de la gasolinera colocando la cámara y recogiéndola después.
La Guardia Civil se entrevistó con el propietario de la gasolinera, quien en todo momento ha colaborado con los agentes de Policía Judicial, y reconoció e identificó al empleado que salía en las imágenes.
Posteriormente el empleado fue detenido y reconoció haber colocado la cámara en el aseo para discapacitados de la gasolinera, al que derivaba a las mujeres que le gustaban, con la excusa de que el servicio de mujeres estaba averiado, para grabarlas con «la cámara apuntando hacia la boca del retrete».
Los guardias civiles en el curso de la investigación han averiguado que la limpiadora de la gasolinera lleva viendo el vaso de café en los aseos desde hace al menos un mes, asegurando que lo retiraba cuando hacía limpieza, pero días después volvía a estar en el mismo sitio.
La Guardia Civil no descarta que además de las cinco mujeres grabadas que contenía la cámara cuando fue intervenida, haya muchas más víctimas; aunque será difícil averiguarlo, ya que cuando los agentes del equipo de Policía Judicial de Loja intervinieron el ordenador del detenido, todos los archivos habían sido borrados.
El detenido, que fue inmediatamente despedido de la gasolinera, ha sido puesto a disposición del Juzgado de guardia de Loja como presunto autor de un delito contra la intimidad de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí