Los «populares» granadinos acusan al subdelegado del Gobierno de estar «escondido» en su «palacio» desde que comenzó la crisis
GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La secretaria general del PP de Granada, Luisa García Chamorro, consideró hoy «alarmante» que el número de diligencias previas incoadas por la Fiscalía haya aumentado un 11 por ciento entre 2007 y 2009 en la provincia, una situación que se contrapone, según advirtió, con el recorte en los salarios de los funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
En rueda de prensa, García Chamorro recordó los datos incluidos y hechos públicos la pasada semana en la Memoria Anual por de la Fiscalía Superior, en la que se señala que el pasado año se tramitaron en Granada 11.338 supuestos más que en 2008, hasta alcanzar un total de 139.068. «Llama poderosamente la atención que, según estos datos, se pase de un incremento del 3,13 por ciento al 7,2 en 2009, y que de 2007 a 2009, la última legislatura de Zapatero, el porcentaje global sea del 11 por ciento de incremento», apuntó la dirigente «popular».
En su opinión, en 2009 «se batieron todos los récord ante la mirada indiferente de un subdelegado del Gobierno –Antonio Cruz– que lleva escondido en su palacio de la Gran Vía desde que empezó la crisis y la de un Ministerio del Interior incapaz de detectar las causas de este aumento de la criminalidad del que alerta la Fiscalía Superior para buscar las soluciones más adecuadas».
Además, preguntada por el hecho de que en la presentación de la memoria de la Fiscalía, el propio fiscal superior, Jesús García Calderón, restara importancia al número de diligencias previas y advirtiera de que la llamada «litigiosidad penal real» la establecen el número de procedimientos abreviados incoados que desembocan en juicio oral, García Chamorro consideró que el fiscal ha podido «intentar camuflar» los datos de la evolución de la criminalidad. «Cuando un ciudadano va a denunciar se abre una diligencia previa, no creo yo que el ciudadano esté mintiendo. Nos ceñimos a lo que dice la memoria de la Fiscalía. Si el fiscal intenta camuflar, disfrazar, los datos que da la propia Fiscalía, mal empezamos», sostuvo.
Por otra parte, criticó que el Gobierno le reduzca el sueldo a los policías y guardias civiles, logrando que «la desmotivación se propague como una plaga entre las comisarías granadinas». Según señaló García Chamorro, los sindicatos policiales han informado al PP de que, con el recorte salarial, cada agente cobrará de media 95 euros menos al mes y 210 en las pagas extra.
«Por este motivo, los agentes de la provincia de Granada han decidido trabajar a reglamento. Esto es, hacer el trabajo mínimo indispensable que les marca su reglamento: atender las llamadas de urgencia y actuar en casos de delitos flagrantes. El resto de seguridad ciudadana, controles, investigaciones criminales, se ha reducido de forma drástica en las últimas semanas debido a la desmotivación que se ha adueñado de los agentes», mantuvo.
Asimismo, aseguró que todos los sindicatos policiales de Granada coinciden en que la actividad policial se ha reducido desde la aprobación del decreto en un 75 por ciento, por lo que «Granada se encuentra con un problema endémico de aumento de la criminalidad y con un Gobierno que desmotiva a los funcionarios de Policía y Guardia Civil bajándoles un sueldo ya de por sí muy inferior al de otros cuerpos y a los que persigue al detectar que han bajado las estadísticas policiales».
«La Subdelegación del Gobierno de Granada está muy preocupada con esta situación, pero no por el hecho de que unos agentes desmotivados hayan reducido su actividad en un 75 por ciento, sino más bien lo está por el descenso que este sistema de trabajo a reglamento ha supuesto en los ingresos estatales por denuncias y sanciones en materias de consumo de drogas o armas», señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí