La Junta está satisfecha con el auto, que la entidad local recurrirá
GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de Granada ha accedido a suspender, como solicitaba el Parque de las Ciencias, la reclamación que hizo el Ayuntamiento de Granada en 2009 al recinto para que pagara 216.410 euros en concepto del IBI de ese año, al considerar que si el parque accede a esta exigencia puede ser negativo para su situación económica.
El Parque de las Ciencias pidió en su día esta suspensión del pago argumentado que se trata de «una cantidad importante derivada de un tributo que nunca le ha sido exigido» y que supone, por tanto, un desequilibrio económico para el Consorcio. El recinto también aludía a su finalidad de «servicio público» para argumentar su negativa a pagar estos 216.410 euros.
En un auto del 17 de mayo de 2010, al que tuvo acceso Europa Press, el juez se muestra de acuerdo con esta argumentación ya que, aunque el Parque de las Ciencias no ha acreditado que su situación económica se podría ver afectada negativamente por la ejecución inmediata del pago, «la cuantía del mismo hace previsible daños de difícil reparación de ser estimada esta pretensión, máxime cuando el tributo no se ha exigido nunca» en los 14 años de vida del museo.
De hecho, según añade el juez, la suma procede no sólo del ejercicio de 2009, sino también de la regularización conjunta de varios años no prescritos. Pese a esta argumentación, considera que el Parque de las Ciencias de Granada no queda eximido de la exigencia de garantía o caución suficiente, esto es, debe acreditar de alguna de las formas recogidas en la normativa que tiene el dinero exigido, aunque por el momento no lo vaya a abonar en virtud del citado auto, que adelanta hoy «El Ideal».
EL AYUNTAMIENTO RECURRIRÁ
El Ayuntamiento de Granada ya avanzó hoy que recurrirá el auto por no estar de acuerdo con los razonamientos del juez, según indicó a Europa Press el edil de Economía y Hacienda, Juan Antonio Mérida, quien precisó que este auto forma parte de una pieza separada de este caso
«Estamos esperando la sentencia definitiva porque creemos que tenemos la razón», dijo Mérida, quien opinó que el parque debe pagar este impuesto, «como todos los ciudadanos», porque, además de su finalidad cultural o de servicio público –como ha alegado– «también vende artículos y tiene un bar».
Asimismo, según añadió el edil, «la suspensión de la reclamación está condicionada a la previa presentación del aval de la cantidad reclamada — de 229.000 euros–«, por lo que aseguró que esto «no ha acabado» y confió en que los tribunales den finalmente la razón al Ayuntamiento.
LA JUNTA, SATISFECHA
Por su parte, la delegada del Gobierno andaluz en Granada, María José Sánchez, se mostró satisfecha con este auto judicial porque, según indicó, «estamos hablando de un edificio de interés público y prioritario para Andalucía».
«Estamos de enhorabuena porque este auto da la razón al Parque de las Ciencias y esperamos que sirva para que el Ayuntamiento inicie una reflexión y abandone su actitud recaudatoria».
Lamentó en este sentido que, ante el descenso de la recaudación, la entidad local tenga la intención de «hacer caja con un servicio público como el parque», que además «está teniendo las dificultades de todas las entidades públicas en su funcionamiento» a causa de la crisis, insistiendo en la necesidad de que el Ayuntamiento cambie su forma de proceder respecto del recinto, de cuyo consorcio «forma parte».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí