GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
El Cuerpo Nacional de Policía ha desmantelado una red familiar de distribución y venta de droga, especialmente cocaína y hachís, que se había instalado en el barrio de Almanjáyar, una de las zonas más conflictivas de la capital. La operación se ha saldado con cuatro detenidos y el decomiso de 620 gramos de hachís en forma de bellotas y 100 gramos de cocaína en roca.
Las detenciones se produjeron el pasado 8 de junio a raíz de la investigación que el Grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional inició en abril sobre un grupo de personas, tres de ellos integrantes del mismo núcleo familiar, que se dedicaban al tráfico de drogas a media y gran escala, suministrando esta sustancia en dosis a pequeños traficantes del entorno.
Estas personas habían hecho del tráfico de droga su forma de vida y, de hecho, la droga intervenida en la operación les habría reportado una importante cantidad de dinero, ya que sólo con la cocaína habrían obtenido entre 200 y 400 dosis, una vez mezclada y adulterada la sustancia.
Aunque los cabecillas de red han sido detenidos, la Policía Nacional sigue investigando los hechos para determinar si hay implicados, después de que todos los arrestados pasaran ayer a disposición del Juzgado de Guardia, que decretó su ingreso en prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí