GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
Los trabajadores de la planta granadina de Puleva Food, que será adquirida en agosto por la firma francesa Lactalis, han ratificado en asamblea el preacuerdo de convenio colectivo que los sindicatos alcanzaron hace unos días con la nueva dirección del grupo empresarial para dar estabilidad a la plantilla durante el cambio de propiedad.
Tras obtener ayer el visto bueno de los trabajadores, el siguiente paso será plasmar todos los acuerdos en un documento final que los sindicatos quieren presentar a la autoridad laboral dentro de aproximadamente una semana, según informó a Europa Press el delegado sindical de UGT en Puleva, Miguel Ángel Pérez.
Este nuevo convenio colectivo tendrá una vigencia de tres años, tiempo en el que garantizará el poder adquisitivo de los 512 empleados de la factoría granadina en virtud de tres subidas salariales previstas para 2010 –un dos por ciento con efecto retroactivo desde el 1 de enero–, 2011 y 2012, con una subida del IPC real más un 0,5 por ciento en cada ejercicio.
Además, el documento incluye una cláusula de garantía salarial, que permitirá que en el futuro no haya pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, según añadió el sindicalista, que se mostró satisfecho con el preacuerdo alcanzado a tener del proceso de venta de Puleva a Lactalis que se formalizará en una coyuntura de crisis.
Esta situación se produce después de que Ebro Puleva alcanzara el pasado marzo un principio de acuerdo con el grupo francés Lactalis para la venta de su negocio lácteo, Puleva Food, por un importe de 630 millones de euros.
Ya desde un inicio, los sindicatos han solicitado a Lactalis que garantizara la estabilidad de trabajadores, extremo al que ya se comprometieron en marzo varios representantes de la empresa, la cual está interesada en dar continuidad a las plantas de Puleva tanto en Granada como en el conjunto de la comunidad andaluza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí