GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía de Granada ha archivado la investigación que abrió a petición de Los Verdes sobre la posibilidad de que la Universidad de Granada (UGR) hubiera censurado la exposición fotográfica «Circus Christi» después de que su autor, Fernando Bayona, hubiera supuestamente recibido amenazas por ofrecer una polémica visión sobre un Jesucristo homosexual y una Virgen María prostituta.
En el decreto de archivo, al que tuvo acceso Europa Press, el Ministerio Público fundamenta su decisión en la contestación dada por la institución académica el pasado 7 de mayo, en la que aseguraba no haber sido «coaccionada por nadie» y que la muestra se clausuró de «común acuerdo con su autor» el 15 de febrero, sólo cuatro días después de que fuera inaugurada.
Así, incidía la UGR, dado que Bayona, que había sido amenazado, debía estar presente algunas horas en el lugar donde exponía sus 14 instantáneas, en la Corrala de Santiago, abierto al público, «no se podía garantizar» su la seguridad física ni «la integridad de su obra».
La Universidad no consideró necesario denunciar dado que en su momento lo hizo el propio Bayona, que llevó a la Policía los correos electrónicos amenazantes que recibió, que se pusieron a su vez en conocimiento del Juzgado de Instrucción 8 de Granada.
En el escrito que Los Verdes remitió a la Fiscalía, la formación ecologista pedía la apertura de una investigación que determinase las posibles amenazas y coacciones al autor de la obra referida y sus responsabilidades.
También solicitada que se determinasen las posibles coacciones a la Universidad de Granada y si la institución cometió una «acción censora» respecto a la muestra y las posibles responsabilidades que se pudieran derivar de ello.
Fue el pasado 16 de diciembre cuando la institución docente envió un comunicando anunciando la clausura de la exposición, con sólo 38 visitas cosechadas, al no resultar posible garantizar su seguridad y dada la «polémica» suscitada en torno a su contenido.
En un comunicado, la Universidad de Granada informó de que el autor de la muestra y el vicerrector de Extensión Universitaria de la UGR, Miguel Gómez Oliver, habían tomado la decisión de forma conjunta, ya que supuestamente habían recibido amenazas.
De otro lado, la universidad aclaró que «no había subvencionado» la muestra, ni a través de becas ni de ninguna otra forma. Igualmente, lamentó que «los sentimientos y las convicciones de un elevado número de personas» hayan podido ser «heridos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí