Requerirá una inversión superior a los 600 millones y estará a pleno rendimiento en 2013
GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
El Consejo de Administración de la sociedad Desarrollo Industrial y Tecnológico de Marruecos (Ditema) firmó hoy con el primer ministro marroquí, Abbás El Fassi, el convenio que da luz verde a la construcción, a partir de septiembre, del parque empresarial, industrial y residencial que este conjunto de empresarios españoles, en su mayoría granadinos, promueven en la región de Settat.
Así lo indicó a Europa Press el empresario y consejero de Ditema Paco Suárez tras la firma del citado convenio en el marco de un acto solemne celebrado en el palacio de Abbás El Fassi, adonde también acudieron los titulares de los cinco ministerios marroquíes con competencias en el proyecto: Economía y Finanzas, Industria, Vivienda, Equipamiento y Transportes y Energía.
Durante su intervención, el primer ministro de Marruecos ha mostrado su satisfacción por la apuesta realizada por Ditema en la región de Settat que, según dijo, será la más importante de las desarrolladas hasta ahora en la zona. También hizo hincapié en la confianza que Marruecos tiene en las iniciativas que vienen de España, lo que queda evidenciado en la entrada en el proyecto de casi una veintena de empresarios marroquíes.
Con la firma de este documento, Ditema y el Gobierno de Marruecos dan por desbloqueada toda la parte administrativa del proyecto, al culminar la adquisición de los cuatro millones de metros cuadrados del parque por un valor de cien millones de euros y quedar garantizado que tendrán los usos inicialmente pactados, esto es, industrial, residencial y comercial.
Y es que, de acuerdo al proyecto inicial diseñado por el arquitecto Rubén Carrillo, el parque denominado «Entretrés» no sólo contará con empresas, sino que incorporará 2.750 viviendas, zonas comerciales y de ocio, pistas deportivas y helipuerto, entre otras instalaciones, según recordó Suárez.
Según los datos que baraja Ditema, la edificación del complejo industrial y residencial requerirá una inversión de 600 millones de euros y comenzará en septiembre, justo después del Ramadán, llegando a generar hasta 8.000 empleos.
Las obras se prolongarán entre dos años y dos años y medio, de modo que «estará en pleno rendimiento en 2013», periodo para el que se ha estimado un volumen de negocio de unos 500 millones de euros.
ZONAS COMERCIALES, HOTELES Y HELIPUERTO.
Esta previsto que el parque cuente con un centro de asistencia sanitaria, farmacia, centro infantil, zonas comerciales, restauración y helipuerto .
La actividad industrial se dividirá en tantos sectores como las necesidades actuales requieren. Así pues, el parque contará con más de 500.000 metros cuadrados de suelo Industrial Extensivo para la implantación de empresas que requieran más de 10.000 metros cuadrados de parcela. Su ocupación en planta será tal que origine la aparición de espacios libres privados de gran consideración para dar una imagen poco densa.
Con estos mismos criterios, aunque con menor superficie, se plantea el suelo Industrial Intensivo, para el que hay destinado unos 480.000 metros cuadrados y donde se instalarán pequeñas y medianas empresas que requieran en torno a unos 2.000 metros cuadrados de parcelas.
Además habrá unos 400.000 metros cuadrados destinados a suelo terciario, donde se instalarán empresas de venta directa, como centros comerciales.
El parque implantará además una Plataforma Logística, conocida como Puerto Seco, de unos 280.000 metros cuadrados y contará con una área tecnológica de otros 270.000, donde se implantarán las empresas dedicadas a la investigación y al desarrollo industrial.
Asimismo, se destinarán 433.000 metros cuadrados a zona residencial, en la que se construirán 2.700 viviendas entre viviendas plurifamiliares, unifamiliares y aisladas con 300 metros de parcela. La idea, según explicó Carrillo es que tanto las casas como las instalaciones docentes y deportivas sean usadas tanto por los trabajadores del parque como por usuarios ajenos al mismo, a fin de crear un clima agradable y no un hacinamiento de naves como suele suceder en otros polígonos industriales.
Entre otros asuntos, el proyecto contempla también unos 180.000 metros cuadrados de suelo Industrial de Servicios disperso por todo el parque con instalaciones de restauración, hostelería, reparación del automóvil, entre otros. «Se irán resolviendo por distintos puntos para que siempre haya estos servicios cerca de todas las empresas», concluyó el arquitecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí