GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía, la acusación particular y las defensas han acordado hoy rebajar a dos años la pena impuesta a un joven acusado de apuñalar a otro tras una discusión en el recinto ferial de Granada, donde se celebraban las Fiestas del Corpus. El procesado, de profesión electricista, se enfrentaba inicialmente a una pena de ocho años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa, al igual que su novia, a la que hoy le han sido retirados los cargos que se tenían contra ella, al constatarse que no tuvo participación en los hechos, que se remontan al pasado 22 de mayo de 2008.
Durante la celebración de la vista oral, que ha tenido hoy lugar en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada, el joven inculpado ha reconocido que apuñaló al otro chaval, que entonces tenía 21 años, tras un forcejeo, pero que no tuvo intención de acabar con su vida. «Le pinché con un cuchillo, pero yo no quería matarlo, creí que me iba a pegar otra vez», indicó al tribunal el joven, al que finalmente se le imputa un delito de lesiones, por el que ya ha abonado 18.000 euros a su víctima.
Tras renunciar todas las partes personadas a la práctica de la prueba testifical, la fiscal encargada del caso ha informado de la modificación de sus conclusiones provisionales, una vez que el procesado ha reconocido su culpabilidad, exculpando por otra parte a su pareja, que ha quedado absuelta. A su petición final de dos años de cárcel, a la que se han adherido tanto la acusación particular como la defensa del acusado, el Ministerio Público ha añadido la prohibición de aproximación o comunicación del agresor con su víctima por un periodo de cuatro años, anulando la solicitud inicial de indemnización, ya que el joven ya ha pagado 18.000 euros al perjudicado.
Según consta en el escrito de acusación del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, el pasado 22 de mayo de 2008, como consecuencia de una agresión que había sufrido el procesado, de iniciales J.L.D., éste y su novia, se trasladaron juntos al domicilio de la pareja de B.O.V. llevados por la «clara intención» de «vengar» el ataque anterior.
Pensaban que el joven, que entonces tenía 21 años, pasaría seguramente por allí, por lo que llegaron al lugar en el coche de la chica, apostándose debidamente a la espera de la llegada de B.O.V. Una vez llegó éste, J.L.D. extrajo de entre sus ropas un cuchillo con el que asestó una puñalada en el vientre de su víctima «con la intención de atentar contra la integridad física» de B.O.V., que sufrió varias heridas por arma blanca que le afectaron al hígado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí