GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)
El escritor gaditano José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 1926) recogerá hoy de manos del alcalde de Granada, José Torres Hurtado, el VI Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca Ciudad de Granada en el transcurso de un acto que comenzará a las 20,00 horas en el Carmen de los Mártires.
Caballero Bonald recibirá este galardón, dotado con 50.000 euros y una escultura de bronce del granadino Miguel Moreno, en reconocimiento a toda su trayectoria poética, en la que «ha sabido explorar» la zona menos transitada de la literatura, demostrando «una vitalidad maestra» y un camino «insobornablemente personal».
Así lo valoró en su día el jurado del premio, que destacó el modo en que este «gran artífice de la lengua» ha sabido renovarse en su última etapa poética hasta hacerla «más descarnada», lo que queda patente en obras como «La noche no tiene paredes» (2009) o «Manual de infractores» (2005).
Durante esta semana el poeta jerezano ha participado en diversas actividades del Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada, como la extensión infantil del certamen o el homenaje a Luis Rosales en el centenario de su nacimiento, mientras que varios especialistas han analizado su obra en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada (UGR)
Nacido en Jerez en 1926, Caballero Bonald estudió Filosofía y Letras en Sevilla y un año después de comenzar sus estudios, en 1949, obtuvo el Premio de Poesía Platero por su poema «Mendigo», aunque no sería hasta 1952 cuando su primer libro, «Las adivinaciones», vería la luz.
Entre 1953 y 1959 llegarían obras como los poemarios «Memorias de poco tiempo», «Anteo» (1956) y «Las horas muertas», libro con el que consiguió el premio «Boscán». En los años siguientes entabló relación con los poetas que más tarde integrarían la generación del 50, siendo en 1959 cuando asistió en Collioure al XX aniversario de la muerte de Antonio Machado, acompañado de figuras como Blas de Otero, José Agustín Goytisolo, Ángel González, Jaime Gil de Biedma o Alfonso Costafreda.
Posteriormente se trasladó a Bogotá, donde enseñó Literatura Española y Humanidades en la Universidad Nacional de Colombia, y publicó en este lugar su primera novela «Dos días de septiembre».
En 1993 fue nombrado miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española y al final de los noventa recibió la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes. El reconocimiento al conjunto de su obra llegaría en 2005 con el Premio Nacional de las Letras, mientras que un año después obtuvo el Premio Nacional de Poesía por su obra «Manuel de infractores».
En esta VI edición optaban al premio 36 escritores –diez españoles y 26 iberoamericanos-, entre los que se encontraban Pablo García Baena, Ida Vitale, Rafael Guillén y Luis García Montero, así como el argentino Alfonso Nassif, el chileno Nicanor Parra y el peruano Antonio Cisneros, el panameño Demetrio Fábrega, el mexicano Homero Aridjis y el argentino y premio Cervantes Juan Gelman.
Hasta esta edición han recibido el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca el poeta hispano-mexicano Tomás Segovia; los españoles Ángel González y Francisco Brines y los latinoamericanos José Emilio Pacheco y Blanca Varela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí