La entidad local está «tirando la única plaza del pueblo», situada sobre un cerro, por riesgo de desprendimiento
FONELAS (GRANADA), 10 (EUROPA PRESS)
Desmontar la totalidad del cerro que se desprendió el pasado jueves en el municipio de Fonelas (Granada) afectando a tres viviendas costará unos 90.000 euros, según el proyecto elaborado por la Junta de Andalucía el pasado verano a raíz de que surgieran grandes grietas en el terreno.
El alcalde de Fonelas, Manuel García (PA), confirmó a Europa Press que la intervención se ejecutará «en cuanto sea posible», puesto que es «la única manera» de garantizar la seguridad de los vecinos que viven debajo de este cerro arcilloso y aún saturado de agua por las lluvias del pasado invierno.
Aunque los técnicos de la Junta no podrán desplazarse hasta el jueves a Fonelas para evaluar el estado en que se encuentra el terreno, García cree el desprendimiento del pasado jueves les «ahorrará tiempo y dinero», ya que la idea inicial era realizar una demolición controlada del cerro para «sanear toda la zona».
Ahora, el trabajo se centrará en limpiar las toneladas de tierra que se desprendieron el pasado jueves sobre las tres viviendas y fijar la base del cerro. Posteriormente, los técnicos deberán estudiar si hay alguna infraestructura, vial o cueva afectados por este fenómeno geológico.
Esta situación no se limita al cerro situado junto a la calle Almanzor de Fonelas y la entidad local realiza varias actuaciones en este sentido para garantizar la seguridad de sus vecinos, como la destrucción de la única plaza del pueblo ante el riesgo de que se derrumbe sobre varias casas cercanas.
En este sentido, el regidor andalucista se mostró consciente de la necesidad de realizar mapas de susceptibilidad del terreno en el pueblo y expresó su confianza en que las instituciones competentes lo tengan en cuenta una vez que culmine la actuación en el cerro, que «es prioritaria».
VECINOS AFECTADOS
De las tres casas que resultaron dañadas el jueves, una estaba en obras y, al situarse justo debajo del cerro, ha quedado «totalmente destrozada». La otra permanecía desalojada, mientras que la tercera era de una familia del pueblo que puso salir antes de que la masa de tierra invadiera su casa.
Estas personas también fueron instados a abandonar su casa, pero no lo hicieron y por el momento se han alojado en casa de unos familiares a la espera de conocer si pueden acceder a las ayudas puestas en marcha por el Gobierno central para paliar los daños provocados por el temporal del pasado invierno.
Los hechos se produjeron en la madrugada del jueves debido a que el terreno arcilloso del interior del cerro está comenzando a secarse tras las intensas lluvias del pasado invierno, según indicó el jefe de Bomberos de Guadix, que atendió la llamada de los afectados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí