GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía Provincial de Granada ha archivado las diligencias que abrió a consecuencia de la denuncia que presentó el pasado mes de enero el alcalde de Otura (Granada), Ignacio Fernández-Sanz (PP), por un vídeo que fue colgado en «Youtube» por las Juventudes Socialistas de la localidad en el que se equiparaba al regidor con el dictador Francisco Franco.
En el vídeo montaje, de unos seis minutos, se compara las formas de organización de determinados actos públicos durante la época franquista con la inauguración de la Plaza de la Constitución de Otura, que tuvo lugar el pasado 20 de diciembre de 2009. El material audiovisual, que comienza con la frase «Franco no ha muerto» que pronunció en su día Carlos Arias Navarro, llevó al primer edil a acusar de la posible comisión de un delito de injurias graves contra una autoridad difundidas con publicidad a la secretaria local del PSOE, Lydia Medina, al secretario de Innovación y nuevas Tecnologías, Víctor David Anguita Jiménez, y al secretario de Juventudes Socialistas, Jesús Benítez, contra los que el Ministerio Público ha optado ahora por no denunciar.
En el decreto de archivo, presentado hoy en rueda de prensa por el PSOE de Otura, el fiscal encargado del caso incide en que la inauguración de la plaza fue un acto «público» sometido a la crítica política, «aun cuando ésta pueda resultar a veces hiriente o molesta para quien la recibe» y que el vídeo, en contra de lo que sostuvo el denunciante, no tiene como ánimo el de «humillar y vejar la imagen personal e institucional» del alcalde, sino la de manifestar el «desacuerdo» de quien lo elaboró con las «formalidades organizativas» del acto.
Así, aunque en el vídeo aparecieran expresiones como «Alcaldísimo», «cacique» y «señor de la Villa de Otura», que pueden tener una «carga despectiva», éstas se dirigen al alcalde en relación al acto público. Es más, incide el fiscal, si se analiza gramaticalmente expresiones como «alcaldísimo», ésta constituye un superlativo de alcalde y ello puede suponer –aparte del significado que le quiera dar el afectado– «un alcalde muy grande, muy protagonista», mientras que «cacique», que en el lenguaje coloquial puede tener un significado «peyorativo», es, según la Real Academia Española de la Lengua, «la persona que en un pueblo o comarca ejerce excesiva influencia en asuntos políticos o administrativos».
«Decir esto no tiene por qué constituir indiscutiblemente una humillación o vejación», concluye el fiscal, que decide por ello el archivo de las diligencias en un decreto de fecha 12 de abril, consultado por Europa Press.
En rueda de prensa, la secretaria general del PSOE de Otura, Lydia Medina, expresó su satisfacción por el archivo de la investigación, que en su opinión, «demuestra que la libertad de expresión es un derecho que nos asiste a los ciudadanos, aunque al alcalde de Otura no le guste o le incomode».
Para Medina, que reiteró que el montaje repondía, tal y como considera el fiscal, a la «crítica política», criticó la actitud del alcalde y su «afán persecutorio» con los socialistas y contra «cualquier persona que no piense como él». «En lugar de gobernar, se dedica a poner querellas, que paga con los fondos públicos del Ayuntamiento, a sabiendas de que no van a tener recorrido ninguno», dijo la socialista, que por ello afirmó que exigirá al Ayuntamiento que rinda cuentas sobre el dinero que se ha gastado en este tema.
«No creemos que los ciudadanos puedan entenderlo, existiendo otras necesidades que sí son importantes en el municipio y que están siendo desatendidas por su mala gestión, que ha llevado a incrementar de una forma desmedida la deuda del Ayuntamiento con empresas y proveedores, malgastando y derrochando por un lado, y dejando de lado los servicios básicos, por otro», apuntó.
En opinión de la socialista, «lo único que le importa al alcalde es su imagen personal y su proyección política, olvidando mientras tanto su compromiso con los intereses de todos». «Las actuaciones del alcalde nos hacen sentir vergúenza ajena», dijo Medina. «El PSOE de Otura no va a dejar de hacer oposición por mucho que el alcalde amenace con querellas; no tenemos miedo porque trabajamos para todos y mirando el interés general y no el partidista y personal, que es lo único que persigue este alcalde, que ha hecho que con su actitud déspota, sus desplantes hacia la oposición y su pésima gestión, Otura salga en los medios solo por este tipo de cuestiones», indicó.
Por último, Medina exigió una disculpa pública al alcalde: «Ha utilizado este tema para denigrarme y pedir mi dimisión. Nos prejuzgó sin miramiento ninguno y nos criminalizó, por ello exijo una disculpa, y no solo a mí, sino a todas las personas a las que juzgó y calificó como a él le dio la gana», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí