GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
El Patronato de la Alhambra y el Generalife ha elegido como pieza del mes de mayo el reloj de sol, que en Al-Ándalus no tuvo sólo un valor eminentemente práctico, sino también una función religiosa, al determinar la hora de los rezos diarios del mediodía y de la tarde.
Así, durante todos los sábados del mes, a partir de las 12,00 horas, la historiadora de arte María Soledad Gómez ofrecerá una explicación sobre esta pieza de astronomía, una ciencia que jugó en Al-Ándalus un papel muy importante por su desarrollo y alto nivel de perfección alcanzado. El conocimiento de los astros, más allá de la cosmología y la teoría matemática, tuvo una serie de aplicaciones prácticas a través de la construcción de instrumentos astronómicos de uso cotidiano, y un ejemplo de ello es este cuadrante solar.
Esta pieza, fabricada en una losa de mármol trapezoidal, pertenece a la serie de relojes horizontales de horas naturales, que dividen el día y la noche en 12 horas iguales para cada día, pero desiguales según la estación del año. Con técnica incisa se marcaron en él no sólo las distintas horas, sino también dos arcos de círculo para señalar los solsticios de invierno y verano, diversos signos zodiacales y leyendas en caracteres cúficos. En su centro tenía un gnomón metálico, hoy desaparecido, cuya sombra marcaba la hora del día, informó el Patronato en una nota.
En la intervención de Gómez se analizará en profundidad todos estos elementos que componen este curioso objeto, así como su función y su uso. Se hablará de la gnómica hispanomusulmana y de la esciagrafía o estudio de las sombras, y sus aplicaciones en este cuadrante solar. Se estudiarán además las particularidades y anomalías de esta pieza, comparándola con otros modelos coetáneos, como los cuadrantes solares de Madinat al-Zahra o el que existe en el Museo Arqueológico de Almería.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí