MOTRIL (GRANADA), 29 (EUROPA PRESS)
El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha denunciado ante la Delegación Provincial de Cultura al propietario de un restaurante de Motril (Granada) al que le han sido intervenidas diez ánforas que exponía en el local y que se sospecha que proceden del expolio de un pecio de la costa granadina.
La actuación se produce a raíz de que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía tuviera conocimiento de la existencia de un pecio próximo a la costa granadina que podía estar siendo objeto de expolio y de que las piezas expoliadas podían haber sido vendidas en un restaurante motrileño.
Los agentes del Seprona de Motril realizaron una inspección en el establecimiento y nada más entrar, en una vitrina, encontraron nueve ánforas y vasijas de distintos tamaños, unas en aparente buen estado y otras algo más dañadas. La décima ánfora estaba en una de las mesas del comedor, formando parte de una especie de bodegón.
Al encontrar las piezas arqueológicas, los agentes solicitaron al propietario del establecimiento documentación que amparase la legal posesión de las mismas, pero no pudo aportar ninguna, alegando que llevaban mucho tiempo en el restaurante.
Así las cosas, el hombre ha sido denunciado ante la Delegación Provincial de Cultura por la supuesta infracción de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, mientras que las piezas han quedado en depósito en el propio restaurante bajo la custodia del propietario y a disposición de la Consejería de Cultura de la Junta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí