GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía, la acusación particular y la defensa han acordado la pena de un año de prisión para el hombre de 59 años acusado de apuñalar en 2005 al concejal en el Ayuntamiento de Almuñécar (Granada) José Rodríguez Jaime, al que tampoco podrá acercarse durante dos años.
El acuerdo, que ha evitado la celebración del juicio previsto en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada, se produce tras cinco años de pleitos entre las partes y después de que la víctima decidiera no seguir con el proceso a tenor «del tiempo transcurrido» y del «arrepentimiento» mostrado por el acusado, identificado como A.M.F., según informó hoy el Ayuntamiento de Almuñécar.
Este hombre se enfrentaba a una condena por un posible delito de homicidio en grado de tentativa en concurso con un delito de atentado agravado por la utilización de armas, después de que la Audiencia aceptara el recurso presentado por el Ayuntamiento de Almuñécar tras el fallo inicial del Juzgado de lo Penal de Motril, que le condenó a una pena de un año por un delito de lesiones.
Los hechos sucedieron en la tarde del pasado 26 de enero de 2005, cuando el procesado, que desconocía el cargo público de Rodríguez Jaime, se encontraba en su domicilio, situado en una zona aislada conocida como Barranco de Ítrabo.
Al ver que el concejal, que iba a preguntarle por una nota que había dejado en el parabrisas de su coche, se acercaba a su vivienda, salió a su encuentro portando en la mano una navaja abierta.
Tras decirle varias veces que lo iba a matar se abalanzó sobre él y le causó una herida de dos centímetros de longitud y 3 ó 4 de profundidad en el abdomen, y dos erosiones lineales en un dedo de cada mano.
En el momento de los hechos, el inculpado tenía sus facultades levemente alteradas a causa de la ingestión previa de bebidas alcohólicas, por lo que la Fiscalía pedía para él en esta ocasión un año de cárcel como presunto autor de delito de lesiones, contemplando así la circunstancia analógica de embriaguez.
Finalmente, las partes han llegado a un acuerdo por el que A.M.F. acepta una condena de un año de cárcel y dos de alejamiento al concejal, a quien tendrá que indemnizar por los días que estuvo impedido para trabajar, ya que el edil también ha renunciado al los 4.000 euros que pedía inicialmente su abogado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí