GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de lo Penal 4 de Granada ha absuelto al alcalde de Otura (Granada), el «popular» Ignacio Fernández-Sanz, del delito de prevaricación administrativa del que estaba acusado por destinar 6.000 euros que le había entregado un promotor inmobiliario a la banda municipal de música para la celebración de un encuentro en el que iban a participar otros grupos sin mediar procedimiento administrativo.
En la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la juez entiende que las decisiones adoptadas por el primer edil, que se enfrentaba a ocho años y seis meses de inhabilitación para empleo y cargo público, «no pueden considerarse ilegales, arbitrarias ni materialmente injustas», aunque advierte de su «posible irregularidad administrativa».
Así se declara probado que tras tomar posesión como alcalde, el 16 de junio de 2007, Fernández-Sanz recibió el 3 de agosto del empresario la cantidad mencionada, que el regidor invirtió en realizar unos pagos urgentes a la banda de música de la Villa de Otura, a cuyo tesorero entregó 3.000 euros, y al representante de las bandas municipales, al que se le entregaron 2.950, para el encuentro que ese mismo día se celebraba en la localidad por séptimo año consecutivo.
El alcalde informó, según consta en el fallo, a la Junta de Gobierno Local de la recepción de ese dinero y del uso que dio al mismo en el pleno de 27 de febrero de 2008, aportando toda la documentación justificativa del ingreso y el gsto a la intervención municipal, ingresando además el 10 de marzo de 2008 los 50 euros sobrantes de los 6.000 iniciales.
Para la juez, los hechos no pueden ser constitutivos de prevaricación administrativa por el que ha sido procesado porque en contra de lo que sostuvo el fiscal, que le imputó el delito por no dar cuenta del dinero recibido ni entregado ni en la Intervención Municipal ni a los grupos municipales y pagar a las bandas sin que existiera procedimiento de contratación, porque éstos «ni son tan simples ni las conclusiones acerca de sus consecuencias tan terminantes». Así, el primer edil sí informó al pleno, según apunta en la sentencia, de la recepción de ese dinero, aunque se considere realizada de forma «tardía», a lo que se suma que por ser considerado un gasto menor, éste no precisaba de contratación previa ni fiscalización por la intervención municipal.
En rueda de prensa, el alcalde se mostró hoy «muy contento» y «feliz» de haber podido demostrar su inocencia y criticó la actuación de IU en este caso, que fue la formación que presentó inicialmente la denuncia que motivó la investigación del Ministerio Público. Fernández-Sanz seguirá ahora «trabajando» para que el mayor número de alcaldías sean «populares» y para que su partido logre la Diputación y por «los intereses de Otura y del PP».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí