GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
La portavoz municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Carmen García Raya, acusó hoy al alcalde de la capital, José Torres Hurtado, de acumular una deuda de 30 millones de euros con Inagra, cuyos trabajadores se han declarado en huelga, a pesar de haber subido un 43 por ciento el recibo a los granadinos, que pagan una media de 167 euros por la recogida de basura.
En ese sentido, la socialista volvió a pedir hoy al primer edil «compromiso e implicación» en el conflicto y que «deje de echar balones fuera» y le recordó que cuando cogió las riendas del Ayuntamiento en 2003, el Consistorio estaba al día en el pago de los servicios, por lo que ha sido su «nefasta gestión la que le ha llevado a que en siete años se haya alcanzado una deuda de 30 millones de euros». De hecho en 2003, según explicó, se pagaba una media de 94 euros por granadino en concepto de basura, mientras que en 2010 la factura asciende a 167 euros por ciudadano.
Se da la circunstancia, explicó, que el recibo de la basura viene aparejado con el cobro de agua que hace Emasagra. «Como todos sabemos, a quien no paga se le corta el agua, lo que implica que en el recibo de basura la morosidad sea nula. El Ayuntamiento ha ingresado un dinero que no ha destinado al pago de Inagra, lo que deja de manifiesto que se ha gastado en otros asuntos que el alcalde deberá explicar a los granadinos», dijo hoy en declaraciones a los periodistas.
García Raya pidió al alcalde que «dé la cara» ante sus ciudadanos y «responda ante los problemas con responsabilidad, no acusando a otros o escondiéndose de los asuntos derivados de su mala gestión». «Los granadinos no son tontos y se están preguntado a dónde ha ido a parar el dinero de sus impuestos, porque está claro que a pagar el servicio de la basura no», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí