El 90 por ciento de los trabajadores, según los sindicatos, secundan hoy la segunda jornada de paro
GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
Las calles de la capital granadina acumulan ya 150 toneladas de residuos a causa de la huelga indefinida que iniciaron ayer los trabajadores de la empresa concesionaria del servicio de limpieza, Inagra. La movilización, que continúa hoy, ya ha registrado los primeros incidentes con la quema de seis contenedores y el apedreamiento a un camión de recogida de basuras que anoche tuvo que ser escoltado por la Policía Local.
Los piquetes impidieron anoche la salida de algunos de los 110 trabajadores que componen los servicios mínimos –un 30 por ciento de la plantilla– y, según los datos de la Policía Local, «se dedicaron, no sólo a quemar contenedores, sino también a cambiarlos de sitio para dificultar las tareas de limpieza e, incluso, a tumbarlos en la vía poniendo en peligro la seguridad de los conductores».
Dos de los trabajadores responsables de estos hechos ya han sido identificados por la Policía Local e Inagra ya ha avanzado que les abrirá un expediente disciplinario, tanto a ellos, como a los que ayer mancharon las calles en el transcurso de la manifestación que se llevó a cabo para exigir que se atiendan sus reivindicaciones.
Esta mañana, el director general de Inagra, Manuel Medina, y el responsable laboral de Cespa Andalucía, José Antonio Pérez-Santos, han comparecido en rueda de prensa para explicar su oferta laboral y han apelado a la «responsabilidad» de los trabajadores para poner fin a este movilización «injustificada», ya que se ha garantizado el mantenimiento de todos los puestos fijos.
OFERTA DE LA PATRONAL
Concretamente, la patronal ha ofertado a los trabajadores un incremento salarial del 7,2 por ciento para 2008, la aplicación del IPC real para 2009, 2010 y 2011, así como la contratación de diez trabajadores de jornada parcial a completa desde el 1 de enero de 2010. No obstante, si los sindicatos aceptaran una congelación salarial se podría hacer fijos a una treintena de personas.
Estas mejoras, que también incluyen un sábado más de descanso para el turno de noche que se aplicarían en 2008, 2009 y 2010 equivalen a una subida salarial del 5 por ciento y una inversión global de tres millones de euros en mejoras salariales, según precisó Pérez-Santos, que no obstante reconoció que se recortará la plantilla de trabajadores temporales.
Éste ha sido el principal motivo por el que los sindicatos han convocado la huelga, llegándose a mostrar dispuestos a ceder las mejoras salariales a cambio de la empresa garantice el mantenimiento de los 700 puestos que hay en la empresa.
En este sentido, la patronal justificó el recorte de servicios en la crisis económica y en las necesidades de la ciudad, que son menores que hace un par de años, cuando se incrementó «notablemente» el personal contratado.
«En 2008 ofrecimos a los sindicatos hacer fijos a 150 trabajadores temporales, 70 con jornada completa y 80 a tiempo parcial, pero los sindicatos no lo supieron valorar y prevaleció la parte económica», añadió el responsable andaluz de Cespa, que también quiso recordar que el convenio de Inagra es «uno de los mejores de Andalucía», ya que además de tener una jornada laboral de 35 horas incluye una indemnización de 60 días por año trabajado, cuando lo habitual son 45.
Así las cosas, los responsables de Inagra aseguran no entender los motivos de esta huelga indefinida, puesto que también «se ha hecho el esfuerzo» para que no haya retrasos en los cobros.
A juicio de Pérez-Santos, se trata de un asunto «sindical», puesto que individualmente los cuatro sindicatos con representación en el comité de empresa (CCOO, UGT, SIT, CGT) aceptan su oferta, pero cuando se sientan a discutirlo «cambian de opinión», añadió.
SEGUNDA JORNADA DE HUELGA
El 90 por ciento de los trabajadores, según los sindicatos, secundaron la segunda jornada de huelga en el sector y están participando en la manifestación que se está llevando a cabo por las principales calles de la ciudad sin que se hayan registrado nuevos incidentes, salvo algunas retenciones de tráfico.
La Policía Local ha contabilizado a unas 400 personas en la manifestación, que ha partido sobre las 10,30 horas del edificio de Hipercor para continuar hasta las puertas del Ayuntamiento de la capital y la sede de Inagra, en la Plaza de los Campos.
La empresa ha rebajado la participación hasta el 35 por ciento, quedando al margen los 110 trabajadores que componen los servicios mínimos de acuerdo a los porcentajes fijados por la Junta de Andalucía –un 30 por ciento de la plantilla–
Las partes no prevén reunirse en el día de hoy para acercar posturas, mientras que el Ayuntamiento ya ha avisado que no mediará en el conflicto por no ser su competencia y pese a que adeuda 30 millones de euros a Inagra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí