MOTRIL (GRANADA), 19 (EUROPA PRESS)
El Pleno del Ayuntamiento de Salobreña (Granada) aprobó hoy de forma provisional, y con los votos en contra de los grupos de la oposición, la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio.
El alcalde de Salobreña, Jesús Avelino Menéndez (PP) ha defendido la validez de este documento, que prevé la construcción de 1.253 viviendas en los próximos ocho años, de las que 376 serán de protección oficial.
Además, se contemplan 1,4 millones de metros cuadrados para uso exclusivo hotelero y una reserva de 356.000 metros para ocio turístico en torno a los hoteles. El suelo industrial disponible será del 822.000 metros cuadrados, de los que 600.000 corresponde al cuestionado polígono La Tahiba y el resto a la ampliación del suelo industrial existente.
El punto más discutido por los partidos con representación en el Ayuntamiento (PSI, PSOE, PSA, IU y PA) fue la recalificación de 600.000 metros cuadrados de suelo rural en Lobres para la construcción de un polígono industrial.
De hecho, en el pleno también estuvieron presentes los representantes de la Plataforma por la defensa de la Tahiba y miembros de la Comunidad de Regantes del Rosario que se oponen a la construcción del polígono «en una zona de alta riqueza agrícola subtropical» que en el anterior PGOU aparecía como «un área que se hace necesario preservar por su carácter rural». De este modo, cecinos y agricultores interrumpieron en varias ocasiones el pleno para mostrar pancartas en contra de la aprobación provisional de este PGOU.
CRÍTICAS
Respecto al conjunto del documento, el portavoz del PA, Juan Collado, reprochó al concejal de Urbanismo, Manuel Pérez Cobos (PSI) que defienda a los hoteles «cuando estuvo gobernando Salobreña 20 años y nunca apostó por el turismo». Asimismo, le recordó que el 98 por ciento de los propietarios del suelo del paraje de La Tahiba está en contra del polígono y han propuesto otras zonas «menos productivas y más llanas que sí permitirían construir un polígono industrial en condiciones».
Esta formación también sostiene que la zona elegida tiene grandes desniveles por lo que el coste de urbanización será un impedimento a la hora de vender las parcelas.
Por su parte, el representante de IU, Ángel Coello, destacó que la aprobación de los planes de ordenación urbana exigen «una obligación de consenso» que no se alcanza en esta ocasión «ya que los partidos en la oposición representan a «algo más de la mitad del electorado» de Salobreña.
Criticó que no se hayan tenido en cuenta ninguna de las alegaciones presentadas por la oposición, entre ellas 50 de Izquierda Unida, cuyo portavoz manifestó que el nuevo plan se basa en el «monocultivo de residenciales» que «tan malos resultados ha dado al municipio».
En cuanto a la disposición de 1,4 millones de metros cuadrados en primera línea de playa para «hoteles de lujo», IU propuso que se incentive otro tipo de turismo de interior como las casas rurales, «albergues juveniles y camping».
Por parte del PSA, su portavoz, Francisco Palomares, portavoz del Partido Socialista de Andalucía (PSA), manifestó que el PGOU propuesto no es «ni el único posible ni el que Salobreña necesita» parafraseando a Pérez Cobos que lo presentó así a los medios de comunicación el pasado viernes.
Palomares culpó al concejal de Urbanismo de haber «falseado datos del suelo consolidado para el PGOU a sus intereses» y opinó que el modelo que ahora se propone lo rechazó el PP en 2001 «y ahora lo tiene que apoyar para mantener el pacto de gobierno». Palomares sostiene que este nuevo plan atenta contra «uno de los pilares económicos fundamentales del municipio como es la agricultura» además destacó que las parcelas aterrazadas de La Tahiba están protegidas por el POTA.
El portavoz del PSOE, Gonzalo Fernández Pulido, expresó que el polígono industrial de Lobres no es una demanda real de los empresarios ya que con la ampliación del actual polígono de La Gasolinera (220.000 metros cuadrados) se cumplen las expectativas. Fernández destacó que «el empleo no conoce fronteras» y que los municipios de Vélez de Benaudalla y Motril disponen de suelo industrial «mejor comunicado y con mayor oportunidad de desarrollo».
Por su parte, el edil de Urbanismo declaró que la recalificación del paraje de La Tahiba «ahora mismo no perjudica a los propietarios» y cuando se pueda desarrollar el suelo «generará grandes beneficios a los dueños de las tierras». Además, garantizó que una vez aprobado el plan por la Junta de Andalucía se podrán realizar «modificaciones puntuales».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí