GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)
La Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Dragados y Tecsa ha acordado con ADIF reanudar hoy los trabajos de excavación del túnel de Quejigares en Loja (Granada), dentro del tramo Arroyo de la Viñuela-Quejigares correspondiente a la línea de alta velocidad Antequera-Granada, que fueron paralizados tras detectar posibles vertidos en los acuíferos de la zona. La «ausencia» de afección medioambiental constatada tras análisis «exhaustivos» ha permitido revocar el cese temporal.
La paralización de los trabajos se acordó el pasado 31 de marzo con el objetivo de iniciar la actividad de nuevo cuando se verificase que los trabajos efectuados no habían provocado un deterioro del medio ambiente. Ahora, el estudio realizado por la empresa especializada Emgrisa, entidad colaboradora de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, ha determinado que no existe afección medioambiental.
La vuelta a la actividad se produce, según indicó hoy ADIF en un comunicado, «con las máximas garantías», una vez conocidos los resultados de la investigación y adoptadas nuevas medidas de prevención por lo que Adif ha autorizado a las empresas constructoras la vuelta a la actividad manteniendo un control exhaustivo de todos los parámetros analizables para que en ningún caso pueda producirse un arrastre de materiales desde los vertederos que puedan afectar a cauces y demás áreas protegidas.
PROCESO DE ANÁLISIS
Según la empresa dependiente del Ministerio de Fomento, una vez conocidos los informes que se produjeron a raíz de mediciones realizadas por organismos oficiales, ADIF comunicó a la UTE Dragados-Tecsa la paralización de manera unilateral, sin exigencia alguna por parte de las autoridades competentes, de la ejecución del túnel de Quejigares hasta comprobar la ausencia de afección medioambiental.
Por indicación de ADIF las empresas constructoras encargaron a la Empresa de Gestión de Residuos Industriales S.A. (Emgrisa) la realización de varios análisis en los vertederos de materiales procedentes de la excavación del túnel y de cómo deberían adaptarse en su caso dichos vertederos.
Dichos ensayos han sido llevados a cabo por laboratorio externo acreditado según la Decisión del Consejo de la Unión Europea (2003/33/CE) de 19 de diciembre de 2002, por la que se establecen los criterios y procedimientos de admisión de residuos en los vertederos con arreglo al artículo 16 y al anexo II de la Directiva 1999/31/CEE; y según el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados y por los Valores (NGR); cumpliendo los parámetros más restrictivos de estas normativas, lo que garantiza que son inertes y no representan ningún riesgo para el medio ambiente.
El resultado de los análisis de Emgrisa ha sido por tanto positivo en cuanto a que en las muestras analizadas no han localizado afección alguna relacionada con los productos químicos empleados en la excavación. Además este organismo ha recomendado cuidar el seguimiento de estos vertederos para prevenir de arrastre de líquidos y materiales provocados por periodos de fuerte lluvias.
Siguiendo las recomendaciones de Emgrisa ADIF ha encargado a Dragados-Tecsa profundizar en el control de los vertederos realizando una mejora de sus condiciones y ampliando la capacidad de las balsas de decantación. Todo ello para impedir que un periodo de máxima afluencia de lluvias pueda provocar el arrastre de residuos fuera de estos vertederos.
Además, tanto ADIF como las empresas constructoras recordaron que los productos usados en la construcción del túnel son los empleados en la construcción de otras obras similares tanto de metro como de líneas de alta velocidad sin que hasta la fecha se haya registrado afección o problema alguno.
VERTEDERO EN EL TÉRMINO MUNICIPAL DE ARCHIDONA
Ante las noticias aparecidas sobre la realización de vertidos de lodos procedentes del túnel de Quejigares en áreas no autorizadas del término municipal de Archidona (Málaga) tanto ADIF como Dragados-Tecsa aclararon «que no hay constancia de denuncia alguna en ese sentido porque el vertedero que se está utilizando en el término de Archidona ha sido expropiado por ADIF para ese fin de acuerdo con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobada específicamente para estas obras».
En cualquier caso y con el fin de despejar dudas sobre la naturaleza de los materiales depositados en el mismo, Dragados-Tecsa encargaron igualmente el correspondiente estudio analítico a Emgrisa. Tras los análisis de las muestras compuestas tomadas en el vertedero mencionado, el informe concluye que el suelo acopiado en esta zona es inerte y es apto para su uso futuro como zona forestal.
Tanto ADIF como la UTE constructora han colaborado en varios temas relacionados con la línea de alta velocidad y con las obras que se desarrollan en ese municipio con el que se pretende una relación fluida para aclarar cualquier situación anómala o cualquier malentendido que pueda producirse.
Así pues, tras la autorización de ADIF se procede por parte de las constructoras a la continuación de la ejecución del túnel, para lo cual se emplearán los depósitos de tierras autorizados, contando con todas las autorizaciones de los organismos competentes, y siguiendo todas las prescripciones indicadas en la Declaración de Impacto Ambiental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí