GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de lo Penal número 5 de Granada ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el joven marroquí conocido como el «estrangulador del Albaicín», que ha sido detenido de acuerdo a la orden de busca y captura que se decretó sobre él después de que no se presentara a una juicio en el que iba a ser juzgado como presunto autor de un delito de robo con violencia.
Este joven de 20 años, identificado como Mochine L., tiene pendientes una decena de juicios con penas de cárcel que sumadas superan los 30 años de prisión. Todos los casos están relacionados con robos con violencia que supuestamente cometió abordando a sus víctimas por detrás y presionándoles fuertemente en el cuello hasta que perdían el conocimiento y podía sustraerles sus pertenencias, lo que se conoce como método del estrangulamiento.
La detención de Mochine L. se produjo el pasado jueves en la capital granadina, de donde «no se ha movido en los últimos meses», según indicó a Europa Press su abogado, quien precisó tras hablar con su cliente que éste no se presentó al juicio porque desconocía su existencia, aunque «no ha tratado de escapar ni esconderse en ningún momento».
De hecho, en la audiencia celebrada tras la detención del joven, su defensa ha solicitado que sea puesto en libertad hasta la celebración de la vista oral –previsto para el próximo 29 de abril– al considerar que ha permanecido en la ciudad y que «no tiene motivos para ausentarse porque es inocente y hay pruebas documentales que lo demuestran».
No obstante, el titular del Juzgado de lo Penal 5 ha decretado su ingreso provisional en prisión, como solicitaba el Ministerio Fiscal, al considerar que los hechos que se le imputan son «muy graves».
TRES AÑOS DE CÁRCEL
En el juicio del próximo 26 de abril, Mohcine L. se enfrenta a una petición fiscal de tres años de cárcel como presunto autor de un delito de robo con violencia que supuestamente cometió el 9 mayo de 2009 contra dos chicas.
En sus escrito de acusación provisional, el Ministerio Público considera que el acusado, en compañía de otro compañero que no ha sido identificado, abordó a las dos jóvenes cuando caminaban por la calle Cuenca de la capital, cerca de la Facultad de Derecho.
Supuestamente, el acusado cogió fuertemente del cuello a una de las víctimas hasta hacerle perder el conocimiento y caer al suelo, mientras que el otro joven se dirigió hacia a la otra chica y la intimidó «dándole fuertes gritos». Finalmente consiguieron llevarse el bolso de una de ellas y varios móviles de las perjudicadas.
La defensa del joven pide su libre absolución porque, de acuerdo a su pasaporte, el joven salió de España dos días antes de los hechos –el 7 de mayo de 2009– y no regresó hasta el 12 de ese mes, siendo detenido un día después por los hechos antes narrados.
El letrado recuerda además que «no se ha probado que el pasaporte y los sellos que contiene sea falsos» de modo que confió en que su cliente, que hasta ahora residía en un centro de acogida, salga absuelto del proceso judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí