GRANADA, 08 (EUROPA PRESS)
El ruido y la suciedad de las calles son los principales problemas ambientales para los granadinos, quienes consideran que el desarrollo urbanístico ha empeorado «algo o mucho» el paisaje y el medioambiente local.
Así se desprende del Ecobarómetro 2009, donde se pone de manifiesto que los problemas ambientales de los granadinos no cambian de un año para otro, de modo que el ruido y el crecimiento urbanístico aparecen en los primeros puestos, así como la suciedad en las calles, que se ha colocado en segundo lugar, sustituyendo a la falta de parques y jardines en los núcleos urbanos, que el pasado año era la segunda preocupación en la provincia.
El tercer problema que los granadinos señalan en la encuesta es la calidad del agua del grifo, mientras que el deterioro del paisaje urbano es el cuarto. A nivel andaluz, los granadinos coinciden con el resto de andaluces en señalar los incendios forestales y la falta de agua como los dos problemas principales, aunque este último baja en el resto de la región y se mantiene en Granada.
Los granadinos, aunque están a la cola de Andalucía en cuanto a preocupación personal por el medioambiente sí que tienen claro cual es el camino más efectivo para resolver los problemas medioambientales al optar casi uno de cada dos encuestados por endurecer las sanciones para los culpables de estos daños. También apuestan por la aprobación de leyes más estrictas, así como por asegurar que las administraciones hacen cumplir las normas.
El Ecobarómetro 2009 también se ha interesado por actitudes personales proambientales, en los que los granadinos se encuentran en la media andaluza. Así, el 78,4 por ciento de ellos hacen un uso ahorrador del agua con frecuencia, mientras que el 77,9 aseguran reducir el consumo de energía y el 79,6 realizar los desplazamientos dentro de los núcleos urbanos mediante transporte limpios o público.
En cuanto al reciclaje, los granadinos también se sitúan por encima de la media andaluza en papel y vidrio, aunque en el capítulo del reciclaje de plástico están por debajo de la media regional. El uso cotidiano, por parte del 48,2 por ciento, del vehículo privado o estar a la cola de Andalucía en adopción de medidas personales para luchar contra el cambio climático, son algunas de las tareas pendientes para los granadinos. Este último dato, además, se contrapone a la percepción de la gravedad del cambio climático en el que Granada encabeza a Andalucía con un 75,9 por ciento de los encuestados que declara que este fenómeno es un problema actual.
De acuerdo a este estudio, los granadinos respaldan la política de desarrollo sostenible del Gobierno andaluz, ya que más del 61 por ciento de los encuestados asegura que las políticas ambientales son un estímulo al desarrollo y la innovación tecnológica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí