GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)
La portavoz de IULV-CA en el Ayuntamiento de Granada, Lola Ruiz, calificó hoy de «insensatez» la decisión adoptada por la comisión de seguimiento del Plan Centro de ordenar al Niño de las Pinturas reponer el estado del muro de la calle Vistillas de los Ángeles en el que el pasado mes de febrero hizo un graffiti y animó al alcalde, José Torres Hurtado, a «quitarse las orejeras» y darse un paseo por la ciudad «y observe con detenimiento todos los incumplimientos que, sin ningún problema, se permiten en las calles».
En rueda de prensa, Ruiz consideró que la actividad que estaba desarrollando el Niño de las Pinturas se ajustaba a la Ordenanza de la Convivencia, que calificó como la «de la intransigencia», ya que cumplió con el procedimiento establecido. A pesar de ello, señaló la portavoz, «fue interrumpida, levantado un expediente y ahora sancionado a dejar el muro como estaba, algo que a cualquiera con dos dedos de frente le parece una insensatez, sobre todo lo de volver el muro a sus condiciones iniciales, ya que eran francamente lamentables con pintadas donde podía leerse Graná, la repolla» aunque quizá esto le guste más al alcalde que un mural artístico realizado a base de colores sepias, tierra y crema que respetan la gama establecida en el Plan centro», dijo.
«No sé si el alcalde se ha paseado por la calle Vistillas de los Ángeles y la Cuesta del Caidero y ha comprobado como están sus muros, o si ha visto como están los de su responsabilidad, como el del embarcadero del río Genil que luce unas pintadas feísimas sin que hasta la fecha se haya hecho nada por eliminarlas ni tan siquiera mantenimiento municipal como es su obligación», señaló.
Para la edil de la organización de izquierdas, la «persecución» y sanción impuesta al Niño de las Pinturas «es una muestra más de la inseguridad jurídica que provoca la aplicación de la ordenanza de la intransigencia, ya que en este caso se han interpretado los artículos 35 y 36 sin tener en cuenta que se había seguido el procedimiento establecido, esto es tener la autorización del propietario (en este caso es un encargo de dicha persona) y comunicarlo al Ayuntamiento, algo que también había hecho».
«Lo que está claro es que el error, si es que lo ha habido, ha sido de la propia administración que no contesta en tiempo y forma a la comunicación relativa a la realización de dicho mural, lo que demuestra no sólo la incapacidad del gobierno del PP sino que los cauces y trámites establecidos en la ordenanza son inadecuados e interpretables » sostuvo Ruiz, quien añadió que «lo que no es razonable es que tenga que ser sancionado quien ha hecho las cosas tal y como se exige». «Es todo un sin sentido que lo que parece indicar es que al gobierno del PP le molestan los murales artísticos y por esto los persigue. Y lo que llama la atención es la cantidad de pintarrajeos que aparecen a diario en las paredes de nuestras calles sin que al parecer pase nada», mantuvo.
La portavoz municipal invitó por ello al alcalde a que se dé una vuelta por la ciudad «sin las orejeras que habitualmente lleva puestas y observe con detenimiento todos los incumplimientos que, al parecer sin ningún problema, se permiten en nuestras calles». «Desde terrazas que invaden el espacio público y tienen más mesas de las autorizadas, a otras que incluyen sofás y otros elementos de mobiliario que no son lo más adecuado para un centro histórico al tiempo que cierran el paso» apuntó. Además la edil de la organización de izquierdas le planteó al alcalde «que mire hacia arriba y observe colores, carteles y luminosos que incumplen a todas luces lo que recoge el Plan Centro (y también el Plan Albaicín) y que están ahí día tras día».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí