Con la adjudicación del parque móvil concluye el trámite de contratación pendiente para que la infraestructura llegue en 2012
GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
Los trenes del Metro de Granada tendrán capacidad para 200 pasajeros, entre el 25 y 30 por ciento sentados, con piso bajo que los hagan cien por cien accesibles y circularán a una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora sin catenarias en cuatro tramos, concretamente en el casco urbano de Maracena, de Villarejo a la Universidad, en el Zaidín, y en Armilla.
El contrato para el suministro, fabricación y mantenimiento de este parque móvil se ha adjudicado a la española CAF-Santana por un importe de 43,94 millones de euros y un plazo de entrega total de 26 meses. La flota estará compuesta por 13 unidades, ampliable a 17, en función de lo que determine el plan de explotación de este sistema de transportes que está actualmente en proceso de redacción por parte de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda.
Del acuerdo adoptado por Ferrocarriles de la Junta de Andalucía, que incluye además que la adjudicataria forme a los conductores y al personal de mantenimiento, informaron hoy en rueda de prensa el director de esta empresa pública, José Luis Nores, el director general de Transportes y Movilidad de la Junta, Eduardo Tamarit, y el delegado del Gobierno andaluz en Granada, Jesús Huertas, que coincidieron en que la infraestructura da un paso definitivo con esta adjudicación hacia su puesta en marcha en 2010, ya que con este trámite concluye todo el proceso de contratación.
En cuanto a las características técnicas del material móvil, Nores explicó que los trenes tendrán una longitud de 30 metros, ampliable a 60 en doble composición, anchura de 2,6 metros, y capacidad para 200 pasajeros. Además, contará con dos áreas que serán destinadas a Personas de Movilidad Reducida (PMR) y con carritos de bebé, al tiempo que las unidades estarán dotadas de piso bajo para el fácil acceso.
Cada vehículo llevará dos «cabezas» o cabinas en sus extremos, lo que le permitirá circular en ambas direcciones sin necesidad de maniobrar al llegar a las estaciones terminales. La tensión de alimentación será a 750 vatios y cada unidad dispondrá de, al menos, dos sistemas de frenos independientes para garantizar la prestación del servicio en caso de incidencia o avería de uno de estos sistemas. Las unidades incorporarán además sistemas de recuperación de energía de frenado para su posterior uso en tracción que permita, al menos, un ahorro de consumo energético del 20 por ciento.
El material móvil contará con sistemas de climatización automático adaptado a las condiciones climáticas del Área Metropolitana de Granada, dispositivo de videovigilancia en el interior, estarán adaptados para la instalación del sistema de puertas de andén en las tres estaciones subterráneas y la velocidad máxima será de 70 kilómetros/hora, aunque en los tramos en superficie las velocidades no serán superiores a los 50 km/hora. La velocidad comercial se situará, incluyendo paradas, entre los 20 y 28 kilómetros/hora, y la vida útil de los trenes se estima en 30 años, en base a una estimación de 100.000 kilómetros anuales de circulación.
INNOVACIÓN TECNOLÓGICA
La empresa adjudicataria, CAF Santana, ha optado por un sistema de tracción que permite la circulación en algunos tramos sin necesidad de catenarias de alimentación. Este sistema está basado en supercondensadores embarcados en el tren, una solución que consiste en almacenar la energía suficiente para no necesitar de la ayuda de otros métodos. Desarrollado inicialmente como «Energy Saver», presenta claras ventajas como sistema global de ahorro de energía, aprovechando la energía recuperada en el proceso de frenado.
La circulación sin catenarias se realizará en cuatro tramos del trazado del Metro, concretamente en el tramo 1 desde la parada de Vicuña hasta la parada de Blas de Otero, (1.016 metros y una parada intermedia en Anfiteatro); en el tramo 2, desde la parada de Villarejo hasta la parada de Universidad (1.250 metros y dos paradas intermedias en La Caleta y Estación AVE); en el tramo 3 discurrirá desde la parada de Hípica hasta la parada de Palacio de Deportes (870 metros y una parada intermedia en Andrés Segovia), y, por último, en el tramo 4, desde la parada de Nevada hasta la de Poniente (1.560 metros y una parada intermedia en Carretera de Granada).
El director de Ferrocarriles de la Junta de Andalucía apuntó que este tipo de mecanismo, junto con la implantación del sistema de puertas de andén en las tres estaciones subterráneas, situará al Metro de Granada «a la vanguardia de los metros ligeros de España y Europa», ya que ciudades como Lisboa, París o Sevilla ya se están apuntando a los supercondensadores, en lugar de tomar la electricidad del suelo, un sistema «más caro» que se utiliza por ejemplo en Burdeos.
Sobre la empresa adjudicataria, Nores informó de que se trata de un fabricante español radicado en el País Vasco de trenes, en sus diferentes tipologías, ya sea Alta Velocidad, ferrocarril de cercanías, metros pesados, metros ligeros y tranvías. Entre sus centros de producción dispone de una fábrica en Linares (Jaén) donde se realizó el montaje final del material móvil del Metro de Sevilla y donde se trabaja ahora en la producción de las unidades del material móvil del Metro de Málaga y del tren tranvía de la Bahía de Cádiz. Además ha suministrado trenes al Metro de Roma, Bruselas, Madrid, Barcelona y al Tranvía de Vitoria, además de trenes de Alta Velocidad a la línea turca Ankara-Estambul.
ESTADO DE LAS OBRAS
Con respecto al grado de ejecución del Metro, Tamarit informó de que la obra civil abarca ya a todos los tramos en los que se ha dividido la ejecución. El tramo Albolote-Maracena está prácticamente finalizado y sólo restan los remates de reurbanización y paradas. En el tramo Maracena-Villarejo se han ejecutado ya los dos pasos inferiores bajo la A-44 y continúan las labores de desvío y reposición de servicios afectados. En el tramo Villarejo-Méndez Núñez, el último en iniciarse su ejecución, se aborda la fase de desvío de servicios afectados, una vez concluida la fase de catas arqueológicas.
En el tramo Méndez Núñez-Río Genil se han ejecutado ya el 80 por ciento de las pantallas de pilotes que delimitan longitudinalmente el túnel y estaciones subterráneas. En el tramo Río Genil-Parque Tecnológico el grado de avance es de un 40 por ciento; se han ejecutado el 93 por ciento de las pantallas y la excavación entre pantallas alcanza ya 300 metros de longitud. Se ha iniciado la reurbanización en Camino de Ronda. La obra del tramo Parque Tecnológico-Armilla también está prácticamente concluida y los trabajos pendientes se ciñen a remates de reurbanización, plantaciones y mobiliario urbano, así como paradas. Las obras del edificio de Talleres y Cocheras presentan ya un avance del 56 por ciento, se han finalizado todas las estructuras y se acometen actual-mente trabajos de urbanización, instalaciones y albañilería.
En resumen, las obras del Metro han concluido en el 38 por ciento del trazado (Albolote-Maracena y Parque Tecnológico-Armilla) y el nivel de ejecución global (sin incluir instalaciones y sistemas) se sitúa ya en el 41 por ciento. En opinión del delegado del Gobierno de la Junta en Granada, Jesús Huertas, el avance de las obras «va a velocidad de crucero», lo que confirma el compromiso de la Junta de Andalucía con el Metro de Granada, «la mayor inversión realizada por el gobierno andaluz en una infraestructura de transportes en la provincia».
En cuanto a futuros tramos que discurran por la capital, Huertas aseguró que la Junta de Andalucía «está abierta al diálogo» y recordó que es el Ayuntamiento de Granada el que tiene que hacer una propuesta en ese caso, porque se trataría de «transporte urbano».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí