PURULLENA (GRANADA), 6 (EUROPA PRESS)
La casa-cueva desplomada hoy parcialmente en El Bejarín, en Purullena (Granada), presenta fisuras ocasionadas por el agua caída durante el temporal de los últimos meses, según explicaron a Europa Press fuentes de Bomberos de Guadix, que han inspeccionado y acordonado la zona siniestrada ante el riesgo aún latente de nuevos desprendimientos.
Según las primeras investigaciones, la construcción estaba siendo rehabilitada cuando la tierra acumulada provocó que el techo se derrumbara, lo que tuvo como consecuencia que el propietario de la cueva, de 80 años, y uno de los dos albañiles que trabajaban en la reforma, de 52, resultaran heridos, padeciendo el primero traumatismo craneoencefálico y el segundo fractura de fémur.
Según explicó a Europa Press el alcalde de Purullena, José Luis García Rufino, en esta ocasión «todo ha quedado en un susto» y «no ha que lamentar malos mayores», puesto que los heridos se recuperan ya de sus lesiones en el Hospital de Guadix. El municipio, según recordó el regidor, resultó muy afectado por las últimas lluvias, y un total de 140 vecinos han solicitado ayudas para rehabilitar sus casas-cueva. En esta ocasión, la cueva siniestrada estaba siendo rehabilitada por su mal estado y su antigúedad, ya que «tiene al menos 500 años».
Fue a las 9,40 horas de hoy cuando un particular avisó al Centro de Coordinación de Emergencias de que se había producido el desplome, tras lo que se trasladaron al lugar, ubicado en la calle Federico García Lorca de El Bejarín, efectivos de Policía Local, Bomberos y sanitarios, que llevaron a los heridos hasta el hospital accitano. La vivienda estaba en esos momentos deshabitada y su derrumbe parcial no ha afectado a otras contiguas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí