La querella presentada por el PP de Granada se produjo a raíz de una comparecencia pública y voluntaria de los ediles independientes
GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de Instrucción número 1 de Granada ha abierto diligencias de investigación penal contra la secretaria provincial de Organización del PSOE, Mercedes González; el delegado de Innovación de la Junta y secretario de Política Municipal del PSOE, Francisco Cuenca; la diputada provincial del PSOE, Josefa Caballero, y el militante socialista, Perfecto Álvarez, por los presuntos delitos de cohecho, amenazas o coacciones contra los ex ediles socialistas Belinda Clares y Celedonio Jiménez, relacionadas con la moción de censura promovida en el Ayuntamiento de Morelábor.
El magistrado de Instrucción número 1 de Granada , según un comunicado del PP, considera en un auto fechado el 22 de marzo de 2010 que, en la querella presentada por el PP contra estos cargos socialistas, hay indicios suficientes como para presumir la existencia de una infracción penal por parte de los denunciados, por lo que acuerda instruir diligencias previas a fin de esclarecer la naturaleza y circunstancias de tales hechos a través de una investigación judicial.
En el auto también acuerda dar traslado de la querella al Ministerio Fiscal para que se pronuncie acerca de los hechos. La querella presentada por el PP de Granada se produjo a raíz de una comparecencia pública y voluntaria de los ediles independientes Belinda Clares y Celedonio Jiménez, quienes «afirmaron haber mantenido reuniones con los responsables provinciales del PSOE en las que estos les aseguraron que si no acudían a la moción de censura contra el alcalde socialista de Morelábor no iban a tener problemas en lograr ayudas en forma de trabajo o dinero por parte del PSOE».
En esa comparecencia, la edil Belinda Clares manifestó que recibió presiones constantes por parte de destacados dirigentes socialistas para evitar su apoyo a la moción, «llegando hasta el punto de asegurarle que si la apoyaba no iba a tener dinero ni para pagar el colegio de su hijo».
Estas declaraciones públicas de Belinda Clares y Celedonio Jiménez reafirmaban las que en todo momento habían manifestado los representantes del PP, que mantuvieron diversas reuniones con los ediles a petición de estos, ante la situación de ingobernabilidad que vivía el municipio con la actitud del anterior alcalde socialista. El PP, «ante la contundencia de tales afirmaciones, no tuvo más remedio que poner en conocimiento de la justicia el presunto intento de comprar la voluntad de Belinda Clares y Celedonio Jiménez por parte de los dirigentes socialistas y las posteriores amenazas y coacciones que sufrieron al no cumplir los deseos de la cúpula del PSOE y votar a favor de la moción de censura».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí