GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de lo Penal número 2 de Granada ha absuelto a una mujer de 32 años acusada de ocupar ilegalmente en 2005 un inmueble de la capital vinculado a la Editorial Comares, después de que declarara que no residía allí y que se encontraba visitando a unos amigos que sí lo estaban ocupando cuando la Policía Nacional procedió a su desalojo.
Según se desprende de la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, no ha quedado demostrado que la mujer, identificada como Simona R., tuviera la intención de residir en esta vivienda con «cierta vocación de permanencia».
Tampoco que mintiera cuando, al ser preguntada por la Policía, indicó que vivía junto a su pareja en una caravana, ya que ninguno de los agentes recuerda haberla visto salir de la casa con enseres personales, mientras que otros de los desalojados sí lo hicieron.
Además, la joven, que se enfrentaba a una pena de cuatro meses de multa a razón de una cuota diaria de 9 euros, abandonó la vivienda de forma pacífica cuando se lo pidió la policía por lo que la juez no ve ninguna actitud delictiva en ella.
En este sentido, la magistrada recuerda que «más allá de las posibles sospechas y meros indicios, insuficientes para desvirtuar la eficacia de la presunción de inocencia, la participación de la acusada en los hechos enjuiciados no ha quedado acreditada y por ello la absuelve.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí