GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)
El indulto que le fue concedido por el Consejo de Ministros el pasado 19 de marzo al reo que iba a ser liberado por la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad y Descendimiento del Señor este Viernes Santo impone como condición que éste no cometiera delito doloso por un periodo de cuatro años.
Esto supondría que, de confirmarse la implicación del que iba a ser indultado en un asunto de tráfico de drogas, por el que fue detenido anoche por la Guardia Civil, el privilegio sería anulado.
La conmutación de la pena ya fue formalizada en el mismo momento que se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE), si bien iba a ser materializada durante la Semana Santa granadina.
Según el real decreto 362/2010 publicado en el BOE, consultado por Europa Press, el indultado responde a las iniciales de A.S.L., que fue condenado por la Audiencia Provincial de Granada el 18 de septiembre de 2009 como autor de un delito contra la salud pública a la pena de tres años de prisión y multa de 20.000 euros.
La Hermandad de la Soledad no otorgaba este privilegio desde 1928, año en el que le fue conmutada la pena capital a un preso que había sido acusado de homicidio que logró reducir su castigo a cadena perpetua gracias a la merced otorgada por Alfonso III.
Decidió recuperar la tradición porque el año próximo cumple 450 años desde su fundación, que data de 1561, y quería «hacer un bien a alguien» que, aún habiendo cometido algún delito, pudiera estar a punto de cumplir su condena y completamente «normalizado», señaló recientemente a Europa Press el hermano mayor de la cofradía, José Antonio Alemán.
El indulto, que se repetiría anualmente según la intención inicial, fue concedido por primera vez por la Reina Victoria Eugenia de Battenberg, Hermana Mayor Honoraria de la Hermandad y esposa del Rey Alfonso XIII, a quien se le solicitó con motivo de su onomástica en 1927.
Así, el 2 de abril de 1928 la Dirección General de Justicia, Culto y Asuntos Generales, y por acuerdo del Consejo de Ministros, propuso a Alfonso XIII la conmutación de la pena de muerte por la inmediata de cadena perpetua a un reo de Alhendín (Granada) en el acto de la Adoración de la Santa Cruz del Viernes Santo de ese año, tal y como luego se hizo.
La liberación de este 2 de abril de 2010 estaba previsto que se produjera al paso de la comitiva por la calle Cárcel Baja con Placeta de Villamena. Allí se haría entrega del recluso a indultar, el cual se dirigiría a la Catedral Granadina, donde, según el protocolo aprobado por el arzobispo de Granada, se firmaría el acta de liberación y éste saldría simbólicamente por la Puerta del Perdón, incorporándose al cortejo penitencial de forma anónima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí