GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
La organización del Yellow Festival, el evento musical cuya celebración estaba prevista hoy junto al botellódromo de Granada, coincidiendo con la «macrobotellón» convocado para celebrar la fiesta de la primavera, denunciará hoy a la Policía Local por supuestas coacciones, ya que está «impidiendo» la entrada a sus montadores y trabajadores, a pesar de que el escenario se ubica en una carpa instalada en una finca particular.
Según informaron a Europa Press fuentes de la organización, los agentes están vetando la entrada a los empleados «sin contar con una orden judicial ni con un documento oficial» que les permita prohibir el acceso, por lo que un notario se dirige al lugar para levantar un acta notarial de lo que está ocurriendo y presentar querella contra la Policía.
En contra de lo que afirma el Ayuntamiento, la organización asegura que sí que cuenta con la autorización para la celebración del festival, que no pretende ser una fiesta «techno», sino albergar una serie de conciertos de pop y rock con grupos como OBK o Los Vecinos del Callejón.
Además, quiere ser una «alternativa» al botellón y no tendrá instaladas barras en el interior de la carpa, aunque a ella se podrá acceder con bebidas alcohólicas. El objetivo es ofrecer a los que celebren la fiesta de la primavera en el botellódromo una serie de conciertos con música en directo. Así, confían en que el asunto se resuelva y poder celebrar el evento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí