GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada acusó hoy al equipo de gobierno, liderado por el alcalde, José Torres Hurtado (PP), de «hacer caja» y «acosar» con «sanciones injustificadas» al colectivo de discapacitados y personas con movilidad reducida.
En rueda de prensa, la concejal responsable de Bienestar Social, Cristina González, recordó que desde que comenzó 2010, el equipo de gobierno «popular» ha permitido que los eurotaxis vayan a la huelga, que se multe de manera «indiscriminada» a los discapacitados y que Granada todavía no haya aplicado su plan de Accesibilidad, «todas ellas decisiones que justifican la sensación de discriminación que tienen estos ciudadanos».
Así, la edil hizo referencia a las «numerosas» quejas presentadas por el colectivo ante el «acoso a multas» que sufren a pesar de disponer de permisos municipales para aparcar en espacios reservados o circular por zonas restringidas.
González consideró «injustificado el hecho de que los agentes sancionen a los discapacitados sin causas comprobadas y que los obliguen a tener que reclamar, con las consiguientes molestias y complicaciones que supone para estas personas con dificultades el desplazamiento a las oficinas de reclamación».
González apuntó que ante esto, el grupo municipal socialista elevará al pleno de este mes una moción para que el Ayuntamiento revise la base de datos de vehículos autorizados para el desplazamiento de personas con discapacidad, de forma exhaustiva, de tal forma que, todo el que tenga permiso oficial para pasar por dichas zonas, se incorporen de inmediato a la lista de autorizados para la circulación por vías restringidas.
El PSOE también pedirá el gobierno municipal que no requiera más información que la establecida por la ley para adjudicar la exención por minusvalía de la vigente Ordenanza Fiscal reguladora del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.
Por otro lado, la iniciativa socialista instará al PP a realizar una campaña de sensibilización ciudadana para que se respeten los aparcamientos señalizados en la ciudad, se racionalice la distribución de los mismos y se cuide con especial sensibilidad, por parte de la Policía Local, el derecho de estas personas a aparcar en zonas reservadas.
Para concluir, González reclamó al alcalde un cambio de actitud porque «la accesibilidad no es hacer cuatro rebajes de aceras, es un plan mucho más ambicioso que afecta a la visión general de una Granada más habitable donde los mayores, padres con carritos y personas con discapacidad puedan salir a la calle sin tener que sortear barreras».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí