GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
Subdelegación del Gobierno, Junta de Andalucía y Diputación Provincial han constituido hoy en Granada la Comisión Provincial de Seguimiento de los daños ocasionados por el temporal en la provincia, valorados de manera inicial en unos 50 millones de euros, sin contar con la afección a la agricultura.
En declaraciones a los periodistas antes de la reunión técnica, a la que han asistido representantes de las Delegaciones Provinciales de la Junta de Andalucía implicadas y los departamentos del gobierno competentes en la materia, además del diputado provincial de Obras y Servicios, José Entrena, el subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, explicó que esa estimación responde a los daños registrados en las infraestructuras municipales y provinciales, a los gastos de emergencia de los ayuntamientos y a la cantidad con la que deberán ser indemnizadas las familias damnificadas. «En agricultura todavía no se han evaluado, y no sabemos si las plantaciones leñosas sufrirán las consecuencias», explicó.
En cuanto a los caminos rurales afectados, que se calcula que son unos 800 en toda la provincia, la Consejería de Agricultura y Pesca prevé publicar próximamente una orden en la que se contemplará la financiación del cien por cien de la reparación, destinando un montante total de 30 millones de euros para toda la Comunidad Autónoma, según señaló por su parte el delegado del gobierno andaluz en Granada, Jesús Huertas.
La reunión de hoy, que se ha marcado como primer objetivo «coordinar» las ayudas contempladas en la reciente Ley 3/2010 de 10 de marzo y los decretos que desarrolle la norma con posterioridad, pretende lograr «superar» el «importante déficit» generado en infraestructuras y las economías familiares y «recuperar la normalidad» en la provincia «en el menor tiempo posible», teniendo en cuenta además que son más de cien los municipios granadinos afectados.
«Estamos ante una situación anómala y excepcional, sin precedentes en nuestra historia reciente, que requiere soluciones también excepcionales», apuntó Huertas, que recordó que la nueva legislación permite que el Estado financie en un 50 por ciento los daños en infraestructuras municipales y en viviendas y enseres de particulares, mientras que el resto será asumido por la Administración Autonómica, con cargo a los fondos del Proteja. Además, en el sector de la agricultura se prevé que el temporal haya provocado una pérdida de peonadas, por lo que se facilitará la presentación de solicitudes para obtener las ayudas.
Además, desde la Consejería de Gobernación se van a otorgar subvenciones excepcionales a los ayuntamientos afectados por las lluvias con el fin de sufragar en parte la limpieza y reposición de las infraestructuras municipales. También estas ayudas estarán destinadas a la manutención y alojamiento de las personas que han tenido que ser desalojadas de sus viviendas.
El delegado del gobierno andaluz insistió además en que el buen tiempo puede conllevar que se produzcan grietas en las vías de comunicación y más daños en las casas-cueva, por lo que las administraciones estarán «muy pendientes» de lo que ocurra en las infraestructuras ya afectadas. No obstante, hizo un llamamiento a todas aquellas personas que deseen pasar sus vacaciones de Semana Santa en alguna de las comarcas que han sufrido el temporal, como las Alpujarras, animándolas a hacer sus reservas «con total normalidad», ya que la situación en las carreteras «está completamente normalizada».
Por su parte, desde la Diputación Provincial de Granada se ha ofrecido todo el personal técnico necesario para realizar los peritajes y evaluaciones en los municipios para la gestión eficaz de las ayudas.
La constitución de la Comisión Provincial de Seguimiento de los daños se produce después del encuentro que ayer mantuvieron en Sevilla el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, y el consejero de la Presidencia, Luis Pizarro, que anunciaron que cada provincia analizaría las consecuencias del temporal en sus correspondientes municipios para que, una vez recopilados los datos, se eleven a la Comisión Regional para la elaboración de un informe único que incluya un diagnóstico de los perjuicios causados por las últimas lluvias en toda la comunidad autónoma.
Las prioridades de esta Comisión se centran en la restauración de playas, la compensación por las pérdidas de jornales en el campo y las ayudas para paliar los daños en viviendas y enseres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí