GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)
El 104 aniversario del nacimiento de Francisco Ayala, el primero sin su presencia, ha llevado a su ciudad natal a rendirle un homenaje más en su recuerdo protagonizado en esta ocasión por los alumnos de diez centros educativos de la provincia, que han soltado de manera simultánea tantos globos al cielo como años hubiera cumplido hoy el autor de «El Jardín de las Delicias», que falleció en Madrid en noviembre del pasado año.
El acto central ha tenido lugar en el Instituto Francisco Ayala, que el escritor y pensador consideraba «su instituto» por llevar su nombre y al que han acudido hoy representantes de las distintas instituciones, como los delegados provinciales de Cultura y Educación, Pedro Benzal y Ana Gámez, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, el concejal de Cultura en la capital, Juan García Montero, y el secretario de la Fundación Ayala, Rafael Juárez.
Cuatro de los alumnos del centro han leído dos textos de Ayala y después se han entregado premios literarios a los escolares. El profesor José María Álvarez ha explicado posteriormente ante el auditorio la relación del escritor con el centro, que decidió en el curso 1992/1993 cambiarse el nombre para unirse para siempre al de Ayala.
«Vino por primera vez al centro al año siguiente. Compartió con nosotros una mañana lluviosa e inauguró la avenida en la que se sitúa el instituto, que también lleva su nombre. Vino hasta en cuatro ocasiones más y su viuda, Carolyn Richmond nos contó en una carta lo contento que se ponía al llegar, con entrada de torero o de futbolista, por la puerta grande. Se sentía orgullosísmo», señaló el docente, para quien el de Francisco Ayala «es algo más que un nombre, porque es un ser muy nuestro, que estará siempre presente entre nosotros».
También el alcalde de Granada ha querido rememorar sus encuentros con el escritor, que tenía una «fuerza increíble», como demostró en la inauguración del Instituto Cervantes de Estocolmo, que lleva su nombre, en la que el primer edil, sabiendo de su avanzada edad, puesto que entonces Ayala tenía 99 años, le dijo «le voy a buscar una silla», a lo que él respondió «mejor búscame un whiski, que me interesa más». «Él me dijo que la muerte se había olvidado de él», recordó el regidor.
Torres Hurtado aseguró además que, aunque para hoy estaba prevista la inauguración de la Biblioteca Francisco Ayala, en el barrio del Zaidín, el deseo del Ayuntamiento es que su viuda esté presente, algo imposible teniendo en cuenta que la hispanista se encuentra hoy en Madrid para asistir al acto organizado en la Biblioteca Nacional, por lo que la cita está pendiente de ajustarse a su agenda.
La delegada provincial de Educación, Ana Gámez, señaló por su parte que «el escritor granadino y universal representa, en su vida y en su compromiso personal, unos valores que hacen de él un ejemplo para las nuevas generaciones, de confianza en la palabra y en el diálogo, como base del ejercicio de una ciudadanía democrática y como medio idóneo para la resolución pacífica de conflictos».
Tras las palabras institucionales, 104 alumnos vestidos de blanco han soltado globos con un dibujo de Francisco Ayala al ordenador iluminado por una vela, por lo que «ya están en el cielo esas 104 velas de una tarta de cumpleaños», explicó el secretario de la Fundación Ayala, Rafael Juárez, que viaja junto al alcalde a Madrid al homenaje organizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí