GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha puesto este fin de semana a disposición judicial a un total de 16 personas por delitos relacionados con la seguridad del tráfico en la provincia de Granada, de los que trece fueron detenidos por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Todos ellos eran varones de edades comprendidas entre los 25 y 65 años.
Uno de los conductores puestos a disposición judicial por conducir ebrio, un hombre de 46 años y vecino de Maracena, también fue detenido por un delito de quebrantamiento de condena, ya que tenía retirado el permiso de conducir por orden judicial hasta el próximo mes de abril, al haber sido condenado con anterioridad beber al volante, informó hoy en una nota el Instituto Armado.
Durante todo el fin de semana, la Guardia Civil de Tráfico ha realizado 1.813 pruebas preventivas de impregnación alcohólica a conductores, de los que 64 dieron positivo: 51 fueron denunciados a la Administración y el resto –los trece citados– fueron puestos a disposición del juzgado de guardia al superar los 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire expirado que permite la ley.
La mayor parte de las actuaciones tuvieron lugar en el área metropolitana granadina, en donde fueron imputados nueve conductores; tres lo fueron en las carreteras de la Costa granadina y la última imputación tuvo lugar en el municipio de Huélago.
Los otros casos han sido el de un varón de 30 años que fue sorprendido en la A-92 conduciendo a la vez que hablaba por teléfono, y al identificarlo para denunciarlo, los agentes comprobaron que circulaba sin permiso de conducir, ya que lo tenía retirado por haber perdido todos los puntos.
ROBO Y TENENCIA DE ARMAS
Por otra parte, este fin de semana la Guardia Civil ha detenido a un hombre de 35 años y vecino de Monachil (Granada), que fue sorprendido tras haber robado dos placas de matrícula a un vehículo que estaba estacionado en el polígono Albán de Armilla.
Un testigo fue el que alertó a la Guardia Civil primero del robo, y luego del vehículo que conducía y de la dirección que seguía el detenido en su huida, lo que permitió a una patrulla de La Zubia interceptarlo y detenerlo.
Por último, la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Guadix ha detenido a un vecino de Lugros, de 31 años y con antecedentes policiales, por un delito de tenencia ilícita de armas.
El detenido es un cazador que esta inhabilitado para la tenencia y uso de armas de fuego por resolución de Subdelegación del Gobierno de Granada pero que «no pudo resistir la tentación de salir a cazar la perdiz con reclamo utilizando para ello un arma ajena que le habían prestado», pero fue pillado in fraganti el pasado sábado por la mañana, por lo que fue detenido por estos hechos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí