Uno de los tripulantes de la embarcación neumática cayó al agua y tuvo que ser rescatado, mientras los otros cuatro arrojaron parte de la droga al mar
MOTRIL (GRANADA), 12 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha interceptado a unas tres millas de la costa granadina, frente a la playa La Cagaílla de Motril (Granada), una embarcación cargada con cuatro fardos de hachís, de unos 120 kilos, y ocupada por cinco personas que fueron detenidas por un supuesto delito contra la salud pública por tráfico de droga. Además los agentes pudieron ver cómo una segunda embarcación, la que transportaba más fardos, se hundía en alta mar.
Según informaron a Europa Press fuentes de la investigación, la embarcación interceptaba es de unos 59 pies, de la marca «Jeanneau», y que llevaba inscrito el nombre de «Wiwi». Un marinero que presenció la operación pudo además observar que la bandera que portaba es la de Gibraltar.
Antes de dar alcance a la segunda embarcación, decomisar la droga y detener a sus ocupantes, la Guardia Civil tuvo que rescatar del agua a uno de los presuntos narcotraficantes que se había caído por la borda. Esos otros fardos, los que transportaban la embarcación hundida, fueron arrojados al mar por los detenidos antes de que fueran interceptados por los guardias civiles del Servicio Marítimo de Motril.
Los agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil no saben si el náufrago cayó al agua al arrojar uno de los fardos que transportaban, o si fue arrojado por sus propios compañeros para aprovechar para deshacerse de la droga mientras los agentes lo rescataban de las frías aguas del Mediterráneo, informó la Guardia Civil en una nota.
La operación se inició cuando los guardias civiles operadores del SIVE de la Comandancia sobre 18,30 horas de ayer detectaron trazo sospechoso a unas 7 millas náuticas al sur de Salobreña que se dirigía hacia la costa granadina, y alertaron al Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Motril para que salieran a identificar la embarcación que provocaba el trazo sospechoso que aparecía en el radar.
Cuando el barco del Servicio Marítimo llegó a la altura de la embarcación con la droga, sobre las 20,30 horas, lo primero que vieron fue que uno de los tripulantes había caído al agua, por lo que rápidamente acudieron en su ayuda, y que había una segunda embarcación.
Al llegar a la altura del náufrago, los guardias observaron que el resto de los ocupantes de la embarcación estaban muy ocupados arrojando lo que parecía fardos de los utilizados habitualmente para el traslado del hachís, al agua; que la embarcación neumática que transportaba la droga se estaba hundiendo; y que los presuntos narcotraficantes se habían montado en la otra embarcación e inmediatamente después emprendían la huida.
Cuando los agentes rescataron del agua el náufrago, el barco de la Guardia Civil salió en persecución de la lancha, consiguiendo darle alcance frente a la playa La Cagaílla, a unas tres millas de la costa.
Los agentes comprobaron entonces que esta otra embarcación transportaba cuatro fardos que contenían 120 kilos de hachís, y detuvieron a los cinco presuntos narcotraficantes.
Los detenidos son dos varones españoles de 29 y 38 años respectivamente, vecinos de Almería, y tres hombres de nacionalidad marroquí de entre 33 y 24 años indocumentados.
La embarcación, según las fuentes consultadas, se encuentra actualmente en el Club Naútico de Motril, que se sitúa frente a Aduanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí