GRANADA, 09 (EUROPA PRESS)
COAG Granada mostró hoy su «preocupación» ante la compra de Puleva Foods, división láctea del grupo Ebro Puleva, por parte de la multinacional francesa Lactalis por las «repercusiones negativas que esta situación puede tener para los ganaderos granadinos».
La organización agraria ha lamentado en una nota la «escasa» implicación del Gobierno central para facilitar que Puleva Foods hubiera quedado en manos de alguna empresa de capital español y más vinculada al tejido productivo autóctono. Por ello, ha exigido más información sobre la operación y la garantía de que el gigante lácteo apueste de forma prioritaria por la producción láctea de nuestro país.
En Granada existen unas 900 explotaciones de caprino y bovino y la producción de leche asciende a 70 millones de litros anuales, sin embargo desde 1994 se ha registrado un descenso del 80 por ciento en el número de las explotaciones debido a los bajos precios en origen de la leche, que no cubren los costes de producción, y la escasa participación del sector productor en la formación de los precios.
Por su parte, en España –recuerda la organización– existe una cuota de producción láctea de seis millones de toneladas, mientras que el consumo es de nueve, por lo que es necesario adquirir leche de otros países -principalmente de Francia y Portugal-, para abastecer el mercado interno.
A juicio de COAG, las industrias lácteas han utilizado este déficit para introducir más leche foránea de la necesaria y presionar a la baja los precios de la industria láctea en el campo, lo que «ha provocado la desaparición de miles de pequeños y medianos ganaderos». Además, creen que se aumenta la concentración y oligopolio de la industria láctea, con el consiguiente aumento de poder «respecto al eslabón más débil de la cadena, el de la producción».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí