GRANADA, 08 (EUROPA PRESS)
Los trabajadores de la planta granadina de Puleva Food –división láctea de Ebro Puleva– se han mostraron «tranquilos» con la venta del negocio lácteo del grupo a la firma francesa Lactalis al considerar que sus empleos «no peligran», según informaron a Europa Press fuentes de UGT y CCOO, con representación en el comité de empresa.
La secretaria general de UGT-Granada, Manuela Martínez, matizó no obstante que los sindicatos se mantendrán a la «expectativa» de la operación, que se materializará en unas cuatro semanas, hasta conocer con seguridad el futuro de los trabajadores.
Pese a esta incertidumbre inicial, Martínez confió en la visión empresarial de las empresas implicadas, de modo que la operación sirva para fortalecer al grupo francés y no para desmantelarlo, garantizándose así la permanencia de los empleos y las condiciones laborales de los trabajadores, «que son muy buenas», añadió.
La plantilla, compuesta por unas 700 personas, ha recibido la noticia esta mañana de boca del director general de Puleva en Granada, Gregorio Jiménez, que se ha reunido con el comité de empresa para lanzar un mensaje de tranquilidad y de continuidad porque lo que plantea Lactalis es «consolidar su presencia en el mercado».
Así, Martínez opinó que esta operación no debe suponer una preocupación, aunque se mostró cauta hasta que se conozcan los pormenores de la misma.
MÁS DE 600 MILLONES
Fue esta mañana cuando se conoció que Ebro Puleva ha alcanzado un principio de acuerdo con el grupo francés Lactalis para la venta de su negocio lácteo, Puleva Food, por un importe de 630 millones de euros.
Tras este principio de acuerdo, en las próximas cuatro semanas se realizarán las auditorías de los estados financieros del negocio lácteo de Ebro Puleva y se redactarán los definitivos contratos de compraventa sobre la base de los términos inicialmente acordados.
Una vez concluido este período, la operación quedará sujeta a la aprobación de las autoridades de la competencia.
El grupo presidido por Antonio Hernández Callejas destacó que el negocio lácteo, que aglutina las marcas «Puleva», «Ram» y «El Castillo», ha sido una «pieza imprescindible» para el desarrollo estratégico de Ebro Puleva desde su constitución en 2001, tanto por su aportación en I+D+i como por su orientación y visión de negocio.
Su incorporación al grupo Lactalis consolida la presencia de esta compañía en España, con una facturación global que superará los 1.200 millones de euros, doce fábricas y 2.700 empleados en España, incluyendo la actividad del negocio de quesos de Forlasa, adquirido por la francesa el pasado mes de febrero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí