GRANADA, 06 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía de Granada ha solicitado un total de más de 33 años de prisión y multa de más de doce millones de euros para los presuntos integrantes de una red de narcotraficantes que hacían uso de camiones de una aparente empresa de transporte de hortofrutícolas para llevar la droga desde Marruecos a España.
Se trata de seis personas, cuatro de ellas miembros de la misma familia, un matrimonio y los dos hijos del hombre. Responden a las iniciales de M.L.V.A., de 59 años, considerado el cabecilla del grupo; su esposa, T.J.M., de 33 años; los dos hijos del primero, M.L.V.M. y A.V.M, de 23 y 29 años; I.O.C, de nacionalidad peruana y 36 años; y M.R.L., de 36 años.
Según consta en el escrito de acusación fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, las escuchas telefónicas practicadas a los acusados llevaron a la Policía Nacional a montar el 24 de mayo de 2006 un dispositivo de búsqueda en la localidad de El Ejido (Almería) para poder localizar y vigilar uno de los camiones utilizado para su actividad ilícita por M.R.L. Así, a las 20,00 horas se detectó un remolque enganchado a un tractor que se dirigió a la zona portuaria de Almería, donde realizó la carga de hachís.
A las 22,15 horas llegó al Centro Comercial El Copo (El Ejido), donde se le acercó un Alfa Romero ocuado por M.V.A., apodado «El abuelo», y sus dos hijos, que pagaron a M.R.L. 2.500 euros por el transporte. Poco tiempo después se unió a ellos I.O.C., con el que había contactado «previamente» para la operación y que trabajaba a las órdenes de M.R.L. en su empresa de transporte.
A las 22,40 horas se deshizo el grupo, y se marcharon padre e hijos en su vehículo mientras que I.O.C. lo hizo en su camión en dirección a Málaga. A la altura del kilómetro 110 de la carretera Granada-Jaén los agentes pararon el camión y detuvieron a I.O.C. después de descubrir en el registro del vehículo 2.190 kilos de hachís camuflados entre verduras.
El vehículo utilizaba además documentación que presentaba datos inciertos –contratos de transporte internacional de mercancías– relativos a la empresa que remitía la carga, llamada «Hortofurtícola del Sur S.A.», que en realidad no existía y que se utilizó «para dar cobertura al tráfico de drogas» realizado por la empresa de M.R.L., como si se tratara de un envío internacional de mercancía de frutas y verduras al extranjero.
Posteriormente fueron detenidos en distintas localidades «El abuelo», sus dos hijos, y su esposa, que, como administradora de la empresa «era conocedora de las actividades ilícitas de su marido». Los integrantes de esta familia estaban «en contacto directo», según el relato fiscal, con una organización marroquí de tráfico de drogas, propietaria y suministradora de hachís. Los cuatro familiares introducían «de forma concertada» en España la droga, que «manipulaba, camuflaban entre las verduras y cargaban en un camión para su transporte sin que el transportista conociera el lugar concreto de ocultación de las sustancias.
Por todo lo anterior, el Ministerio Público acusa de un delito contra la salud pública a todos los imputados y atribuye otro continuado de falsedad en documento mercantil cometido por particulares al presunto cabecilla, a uno de sus hijos y a I.O.C. Los seis inculpados serán enjuiciados en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada el próximo 16 de marzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí