GRANADA, 02 (EUROPA PRESS)
Un trabajador del Ayuntamiento de Salobreña (Granada) ha sido detenido acusado de estafar a una mujer que quería comprar un nicho en el cementerio del pueblo y a la que cobró 750 euros por trasladar unos restos humanos que él mismo había colocado con anterioridad en la tumba.
El detenido consiguió estos restos –entre los que se encontraba un cráneo y una mandíbula de un niño, varios dientes y una clavícula– en el transcurso de unas obras realizadas en el cementerio hace unos cuatro años para extraer los cadáveres sin identificar para su posterior estudio en la Universidad de Granada, según informó hoy en una nota el Instituto Armado.
Tras decirle la mujer que quería comprar el nicho que estaba junto al de su marido fallecido, el trabajador colocó los restos humanos y falsificó la documentación necesaria para justificar ante la vecina que estuviera ocupado y el posterior cobro por el traslado de los huesos a otro lugar.
No obstante, el pasado 25 de febrero un responsable del Ayuntamiento de Salobreña denunció que en un nicho de propiedad municipal que, «en teoría debía estar vacío», habían aparecido restos humanos no identificados.
La Guardia Civil inició una investigación y descubrió los hechos a través de un testigo que asegura haber visto al detenido introducir en el nicho la bolsa en la que luego han aparecido los restos óseos.
Los agentes detuvieron el pasado viernes a este trabajador, que acabó por confesar los hechos, aunque la investigación continúa abierta ante la posibilidad de que haya más vecinos estafados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí