MARACENA (GRANADA), 1 (EUROPA PRESS)
Los parados de Maracena (Granada) en huelga de hambre desde el pasado 4 de febrero después de que el Ayuntamiento de la localidad rechazara sus propuestas para modificar la bolsa de trabajo municipal, que a su juicio es «injusta» y se gestiona con «favoritismos», cumpliendo ya 26 días, se encuentran «cansados y muy mal de salud», y anunciaron hoy que dejarán de tomar líquidos si no hay acuerdo tras la reunión que mantendrán mañana el alcalde de la localidad y el Defensor del Ciudadano de Granada, Melchor Saiz-Pardo Rubio.
Así, informó a Europa Press el promotor de la protesta, José Carlos Polo, quien indicó que el estado de salud que los seis trabajadores –cuatro hombres y dos mujeres– presentan es «muy malo, pues se encuentra muy cansados, consecuencia de vivir unos momentos muy duros psicológicamente hablando».
Por otro lado, avisó que de «no producirse un acuerdo tras la reunión que se producirá mañana entre el alcalde de Maracena, Noel López (PSOE) y el Defensor del Ciudadano de Granada, Melchor Saiz-Pardo Rubio, quien le dio la razón a los trabajadores, dos de los parados renunciarán a tomar líquidos, una muestra de su empeño de ir a por todas».
Asimismo, aseguró que «no pueden dejar su reivindicación pese a lo mal que lo están pasando, pues lo han perdido todo y tiene que seguir luchando por lo que creen injusto».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí