GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
La estación de esquí de Sierra Nevada, situada en Granada, logró abrir hoy parcialmente su dominio esquiable después de sufrir los efectos del fuerte vendaval que ayer azotó la estación con más de 190 kilómetros por hora y que causó daños leves en edificios de Borreguiles.
En este sentido, fuentes de Cetursa, la empresa que gestiona la estación, detallaron en un comunicado que el viento, que durante la tarde noche de ayer alcanzó rachas de más de 190 kilómetros por hora, produjo además desprendimientos de algunos elementos materiales que quedaron esparcidos por la pista de Principiantes.
Con todo, después de una «exhaustiva» revisión de seguridad en los remontes y de limpiar las pistas de elementos que pudieran alterar la práctica del esquí, la estación abrió hoy a las 11,00 horas, si bien el viento obligó a reducir el perímetro esquiable a la zona de Principiantes, Borreguiles –parcial–, Río y Loma de Dílar.
Durante la jornada de hoy, Día de Andalucía, Sierra Nevada entregó a sus clientes una pegatina con la bandera de Andalucía para conmemorar el 30 aniversario de la autonomía andaluza.
Mañana, la estación prevé abrir cerca de 70 kilómetros, a la espera de volver a acondicionar la parte alta de Veleta y la Laguna, nuevamente afectadas por el temporal. Si bien, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) pronostica para mañana en Sierra Nevada cielos nubosos a primeras horas, disminuyendo la nubosidad, además las precipitaciones serán poco probables y habrá vientos moderados en cotas bajas, mientras en cotas altas serán fuertes en las primeras horas, según la información consultada por Europa Press de la página web de Cetursa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí