BELERDA (GRANADA), 26 (EUROPA PRESS)
El anejo de Belerda (Granada) está construyendo una pasarela para conectar el barrio de Mochilas, que quedó ayer incomunicado por el hundimiento de una calle, y ha recuperado el suministro de agua potable mediante la colocación de una tubería que discurrirá en superficie hasta que la climatología permita comenzar los trabajos de reconstrucción de la zona.
De esta forma, el municipio comienza a retomar la normalidad después de que ayer el derrumbe de una casa cueva deshabitada afectara «gravemente» a una de las principales calles del pueblo, que quedó prácticamente dividido en dos, y rompiera las tuberías de abastecimiento de agua. Además, una casa cueva se derrumbó a 200 metros más allá del lugar del incidente y su dueño ha tenido que abandonarla.
La regidora del municipio, Luisa García, explicó a Europa Press que los técnicos han preferido «aparcar» la recogida de escombros en la calle hundida para culminar «cuanto antes» la citada pasarela para conectar el barrio de Mochilas por encima de la zona del incidente.
Asimismo, las tuberías que se han colocado para restablecer el suministro de agua permanecerán en superficie hasta que deje de llover. En ese momento se empezarán a limpiar los escombros; se reconstruirá la carretera original –que sólo puede discurrir por este lugar– y se introducirán las tuberías bajo tierra.
Por el momento el municipio no ha tenido tiempo para cuantificar los daños, si bien se han registrado desperfectos en varias viviendas, en la citada red de abastecimiento, en carreteras y en la parroquia del pueblo, que fue la primera infraestructura que quedó destruida por el temporal el pasado enero.
García apeló a la solidaridad y sensibilidad de las instituciones autonómicas y centrales para facilitar ayudas que permitan reconstruir este pequeño pueblo de cien habitantes que, según recordó, «no cuenta con recursos suficientes para asumir la reconstrucción de los daños».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí