Esta localidad sufre problemas desde el pasado enero, cuando las lluvias provocaron el derrumbe de su única ermita
BELERDA (GRANADA), 25 (EUROPA PRESS)
El anejo de Belerda (Granada) se ha quedado esta mañana sin suministro de agua potable al hundirse una calle como consecuencia de las lluvias, lo que también ha dejado incomunicado a todo un barrio. Además, una familia ha sido desalojada de su vivienda ante el riesgo de derrumbe.
La alcaldesa de Belerda, Luisa García, explicó a Europa Press que la calle, una de las más céntricas de este pueblo de cien habitantes, estaba construida sobre viejas casas cuevas deshabitadas que, al derrumbarse hoy, han provocando el hundimiento de la vía y la rotura de las tuberías de abastecimiento.
Esto ha dejado incomunicado el barrio de Mochilas, cuyos vecinos «no cuentan con ningún otro acceso para salir de ahí» y por ello, los técnicos municipales y del gobierno andaluz se están empleando a fondo para limpiar la zona y habilitar una vía alternativa «lo antes posible».
La regidora no se muestra tan optimista en lo que se refiere a la reparación de las tuberías de agua «que van a llevar más tiempo» y dudó de que este problema vaya a estar resuelto en la jornada de hoy.
Por su parte, la casa desalojada esta mañana a causa de derrumbamientos parciales se encuentra a unos 200 metros de donde ha ocurrido este incidente y en este lugar vivía un anciano que se ha realojado en casa de sus hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí