Las víctimas eran un matrimonio huésped de los habitantes del cortijo y el techo del comedor se desplomó sobre ellos
RUBITE (GRANADA), 22 (EUROPA PRESS)
El alcalde de Rubite (Granada), Arsenio Vázquez Moreno (PSOE), atribuyó hoy a «las enormes trombas de agua» que han castigado a la localidad durante el mediodía el desplome parcial sufrido por un cortijo, accidente que se ha saldado con la muerte de dos súbditos británicos de entre 60 y 65 años de edad.
En declaraciones a Europa Press, el alcalde informó de que estas dos personas, hombre y mujer, eran un matromonio huésped de una familia también británica que, desde hace años, habita este cortijo ubicado a unos tres kilómetros del casco urbano de Rubite, en dirección a Órgiva. Los dos huéspedes estaban en torno a las 18,30 horas en el comedor «esperando las atenciones» de sus anfitriones cuando, repentinamente, el techo de la estancia se ha desplomado sobre ellos ocasionando su muerte.
«Un desastre», dijo el alcalde tras visitar en persona el cortijo siniestrado. Claramente conmocionado Arsenio Vázquez Moreno explicó que en torno a las 12,00 horas, el municipio ha sido presa de «unas trombas de agua enormes», por lo que, a su juicio, el desplome del techo del comedor podría estar relacionado con los efectos del temporal.
Así, informó de que el juez de guardia está en estos momentos levantando los cadáveres de ambas personas y recordó que hoy mismo, el Ayuntamiento había convocado un pleno extraordinario con el objetivo de promover la declaración de «zona catastrófica» para el municipio, pero «ahora ha ocurrido esto».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí