Una casa ha quedado destrozada en Montefrío tras deslizarse el terreno sobre el que se asentaba
CORTES Y GRAENA (GRANADA), 18 (EUROPA PRESS)
Otra casa cueva fue desalojada anoche en el municipio de Cortes y Graena (Granada) después de que parte de su estructura se derrumbara con los inquilinos dentro, aunque no han resultado heridos y ya se han alojado con unos familiares.
El alcalde del municipio, Antonio Sánchez, se mostró hoy «muy preocupado» por la situación en la que se encuentra el pueblo, que «cada vez es peor» porque no deja de llover y el terreno está empapado, favoreciendo los desprendimientos de tierra y el colapso de los caminos rurales.
Los daños ya superan el millón de euros entre las 60 viviendas que hay afectadas y las 25 que permanecen desalojadas ante el riesgo de que se derrumben, a lo que hay que sumar los desperfectos en la red de abastecimiento de agua potable y en otras infraestructuras municipales.
Hasta el municipio se desplazaron hoy técnicos de la Delegación del Gobierno andaluz para valorar la situación y se espera que la semana que viene vayan los de la Diputación provincial y la Subdelegación del Gobierno.
El Consistorio ha remitido a las tres instituciones los expedientes de las viviendas más afectadas con el propósito de obtener ayudas de emergencia porque no puede asumir el coste de los daños, según relató Sánchez, quien lamentó «profundamente» la situación que están viviendo sus vecinos.
TAMBIÉN EN MONTEFRÍO
Por otra parte, las lluvias también provocaron anoche el derrumbamiento de una casa en el municipio de Montefrío, donde se han producido algunos deslizamientos del terreno, informaron a Europa Press fuentes municipales.
Fue el pasado lunes cuando los dueños de esta vivienda comunicaron al Ayuntamiento que las filtraciones de agua estaban provocando grietas en su casa, por lo que varios técnicos se desplazaron hasta allí y tras analizar su estructura optaron por recomendar el desalojo preventivo.
El Ayuntamiento alojó a esta familia en otra vivienda hasta que se solucionara la situación, pero sólo un día después se produjo un deslizamiento del terreno que se «tragó» la casa por completo. Ahora se encuentra cubierta de agua, y aunque los inquilinos pudieron sacar la mayor parte de sus pertenencias antes del inesperado suceso, «lo más seguro» es que su hogar haya quedado destrozado.
Por su parte, el paseo de la Playa de Poniente de Motril (Granada) continúa anegado, afectando a los camping y a las cocheras de la zona, donde ya se acumula más de un metro de agua.
Se han abierto varias zanjas y se siguen usando retroexcavadoras para evacuar el agua acumulada, aunque los empresarios de la zona ya se han quejado porque, según aseguran, esta situación se repite cada vez que llueve.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí