GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La Sección de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico de la Fiscalía de Granada ha considerado que no hay relevancia penal en el graffiti que realizó hace dos semanas en la fachada de un edificio situado en la calle Vistillas de los Ángeles Raúl Ruiz, conocido como Niño de las Pinturas, que fue denunciado por la Policía Local por infringir la ordenanza de la convivencia, a pesar de contar con un permiso del propietario del inmueble que pintó.
Según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio Público, Medio Ambiente, que ha analizado el expediente que le entregó la Policía Local, no va a incoar diligencias al entender que la pintada no se hizo en una zona protegida, ya que el edificio mencionado se encuentra a más de 50 metros de ella, ni tampoco en un Bien de Interés Cultural, por lo que no se considera que atentara contra el patrimonio histórico.
Además, el Niño de las Pinturas contaba con el beneplácito del dueño del edificio, con lo que tampoco existe denuncia de un particular por un posible delito de daños, lo que hubiera motivado el inicio de una investigación penal. Así, la Fiscalía «se da por enterada» e incorpora a su base de datos –elaborada con la colaboración de Policía Nacional y Local– la firma del grafittero y el tipo de pintura utilizada.
Estima que la actuación de la Policía Local fue «correcta», puesto que remitió el expediente a la Fiscalía, como así estableció el fiscal superior, Jesús García Calderón, en un decreto en el que instaba a la coordinación de las instituciones, la Policía y la Guardia Civil para establecer criterios uniformes de actuación para la denuncia, persecución y constancia de este tipo de daños.
El Niño de las Pinturas mostró su disconformidad con la denuncia que presentó contra él la Policía Local y anunció que la recurriría por «absurda», ya que contaba «con todos los permisos». De hecho, según señaló recientemente a Europa Press, el edificio en el que hizo la pintada no estaba enmarcado en una zona de especial protección, como ahora ha reconocido la Fiscalía, por lo que acusó a los agentes que lo denunciaron de aplicar la ordenanza de la convivencia de manera «ambigua» quitando «libertad» a los artistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí