Las ventas descendieron un 15% el año pasado, aunque aseguran que el precio «no va a bajar más»
GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
El área metropolitana y la capital granadina acumulan ya un «stock» de 13.112 viviendas, según las estimaciones de la Mesa de la Construcción, que instan a las administraciones a incentivar su compra para reactivar el sector y reducir el número de parados en Granada y el conjunto de la comunidad andaluza.
Los integrantes de esta mesa, que aglutina nueve entidades entre asociaciones de constructores y colegios oficiales de ingenieros y arquitectos, repasaron hoy en rueda de prensa algunos de los problemas que sufre el sector, haciendo especial hincapié en el descenso continuado en las venta de casas desde 2007.
Los peores resultados de la provincia se registraron el pasado año, cuando la adquisición de viviendas cayó un 15 por ciento –con un total de 6.607 vendidas– respecto a 2008, que ya de por sí «fue un mal año».
A tenor de «esta tendencia a la baja», los profesionales calculan que el mercado requerirá unos dos años y medio para absorber las 13.112 viviendas vacías que hay en el área metropolitana y la capital, que por sí sola acumula un «stock» de 2.090 casas.
EL PRECIO «NO BAJARÁ MÁS»
Los profesionales consideran que no es un sobrante «como para asustarse» y tampoco supondrá que el precio de la vivienda siga bajando, por lo que advirtieron de que si no se inician nuevas promociones «llegará un momento en que la demanda supere a la oferta», como sucedió en 2005.
Recordaron que este desequilibrio encarecería de nuevo el precio de la vivienda, por lo que animaron al Gobierno central y autonómico a poner en marcha líneas de financiación para los profesionales, de modo que puedan seguir construyendo, y para los particulares que deseen adquirir una casa.
En este sentido, criticaron «el poco mimo» que las administraciones han dado al sector de la construcción al no liberar fondos específicos, pese a que es «fundamental» en el tejido productivo de Granada y Andalucía. Asimismo lamentaron que se haya «demonizado» a este sector culpándole de originar una crisis que «en realidad es financiera».
«La construcción no va a sacar a España de la crisis pero sin ella España tampoco va a salir», señalaron estos profesionales, que «llevan años subsistiendo» a esta situación, que se une a los recientes cambios de normativas impuestos por la Unión Europea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí