MOTRIL (GRANADA), 9 (EUROPA PRESS)
El secretario general del PSOE de Granada, Francisco Álvarez de la Chica, explicó hoy que la decisión de suspender de actividad a la agrupación de Motril pretender «normalizar» su vida interna «tras casi 20 años de conflictos», que se repiten ante «cada oferta electoral» en la configuración de las listas de candidatos.
En rueda de prensa en Motril, Álvarez de la Chica hizo un recorrido desde el momento en el que se iniciaron en los problemas internos de los socialistas motrileños, que arrancaron en 1991 y que adquirieron «mayor virulencia» en 1995, fecha en la que el promotor de la moción de censura planteada contra la ejecutiva local, Luis Rubiales, accedió a la Alcaldía.
Según explicó, la agrupación local socialista no ha sido disuelta sino que se queda «sin capacidad de decisión» contando no obstante con todos los militantes. La gestora constituida, presidida Magdalena Sánchez, ahora «tendrá plenos poderes» porque así lo garantizan los estatutos del partido. Como vocales, contará con Flor Almón Fernández, Francisco Sánchez-Cantalejo López, José Antonio Aparicio López y Elvira Ramón Utrabo, los dos últimos en representación de la Comisión Ejecutiva Provincial.
Álvarez de la Chica precisó que no se ha optado «de momento» por la disolución de la agrupación porque la dirección provincial socialista confía en que los militantes ayudarán «en la normalización y convivencia democrática en el seno de la organización». El secretario provincial no dio fechas aunque dijo confiar en que «este tránsito sea el más corto posible». La Ejecutiva Federal, según sostuvo, «no ignora» ni descarta tomar otra medida de carácter colectivo ni individual «que esperemos que no sea necesario».
El enfrentamiento interno entre los socialistas motrileños se incrementaba, según Álvarez de la Chica, ante cada «oferta electoral» al configurar las listas de candidatos «para las elecciones municipales», lo que se ha traducido en la creación «de un conjunto fragmentado de grupos» que no sólo han convertido la agrupación local en «inoperante» sino que traslada una imagen externa «que tiene efectos negativos contrastables en la respuesta electoral de la ciudadanía motrileña».
Los distintos grupos se han configurado como «estructuras organizadas y estables de poder un contrapoder», algo limitado y en algunos casos prohibido por los estatutos internos del PSOE, subrayó el secretario provincial, que señaló que los nuevos afiliados quedaban «rápidamente encuadrados en cualquiera de los grupos o subgrupos».
Álvarez de la Chica agradeció el interés puesto por la secretaria general del PSOE de Motril, Flor Almón, por unir los distintos grupos locales y señaló que «siempre ha estado sometida a cuestión y no se le ha dado ni el tiempo suficiente para intentar la cohesión interna de la organización». Por último, el líder de los socialistas granadinos solicitó a los «históricos» que dejen paso a los nuevos militantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí