GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
La Sección de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico de la Fiscalía de Granada ha ordenado al Seprona de la Guardia Civil investigar la existencia de posibles vertederos ilegales de residuos químicos y no degradables, supuestamente tóxicos, en las playas del Pozuelo y la Rábita, en Albuñol, y Castell de Ferro y los Yesos.
En ellas, según informó el Ministerio Público en un comunicado, se acumulan «gran cantidad de residuos agrícolas, plásticos, alambres, plaguicidas, fertilizantes y pesticidas» y se arrojan «todos los restos agrícolas y químicos de los invernaderos».
La Fiscalía ha abierto por lo tanto diligencias informativas después de tomar conocimiento de la situación a través de los medios de comunicación, en los que se señala que, al parecer, los residuos «son arrastrados al mar con el consiguiente riesgo de contaminación y grave peligro tanto para la salud de las personas como para el medio ambiente».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí